Opinión

Una Asamblea Constituyente que se aleja

2021-08-03
Por Juan Carlos Ruiz Molleda

Abogado de IDL

coverFoto: Flickr de Presidencia de la Republica

Perú Libre tal parece que está haciendo todo lo necesario para boicotear la Asamblea Constituyente que ellos propusieron.

Por un lado, Pedro Castillo ha dicho que impulsará la Asamblea Constituyente, con pleno respeto del artículo 206 de la Constitución; es decir, renunciaron a recoger firmas del 10% del cuerpo electoral para impulsar un Referéndum, sin previa modificación del artículo mencionado.

Esto supone que deberá, primero que nada que, obtener 67 votos en el Congreso para que se apruebe su proyecto de reforma del artículo 206 de la Constitución. El problema es que solo tienen 37 votos Perú Libre. Le faltan 30 votos.

Sin embargo, está haciendo todo lo contrario para alejarse de esa posibilidad. ¿Cuáles son los hechos que la alejan de la Asamblea Constituyente?

  1. Primero pierdes la presidencia del Congreso. Se debió haber articulado y hecho un esfuerzo de acercarse a Acción Popular. Quizá ofrecer algún ministerio.
  2. Se pelea con tus aliados, que tienen los votos que necesita Perú Libre. Escoges a un gabinete, de espaldas a tus aliados, y te peleas con ellos. Incluso ahora resulta que pedir personas calificadas para la gestión pública es ser un “Chicago Boy”.
  3. Erosión del respaldo social a la Constituyente. Perú Libre está socavando y erosionando la confianza y el respaldo de la población que votó por ellos, con las marchas y contramarchas en la elección del gabinete, con la demora en elegir al gabinete, con el triste espectáculo de lavar trapitos internos ante la prensa. Eligiendo a personas en el gabinete, que no tienen un discurso claro y firme de rechazo al terrorismo y a los discursos homofóbicos y machistas.
  4. Pierdes presidencia de la Comisión de Constitución. Todo parece indicar que perderán la Comisión de Constitución si siguen con esa lógica de pelearse con los aliados.
  5. Una Constitución es un pacto político entre poderes tácticos. Demanda y exige un gran esfuerzo por ponerse de acuerdo entre las fuerzas políticas, sobre un nuevo contrato social, un nuevo pacto en una sociedad plural, lo que implica concesiones mutuas, y no una lógica de imposición como fue la experiencia de la Constitución del 93, de un solo partido político, que recogió sólo una visión y un modelo político.

El problema es que Peru Libre y Cerrón han optado por una lógica de confrontación con sus aliados, especialmente que la izquierda más moderada, cuando en momentos como este necesitan optar por una lógica de la concertación, por una lógica de sumar y articular. Finalmente, política es eso sumar y articular, eso que nunca entendió la izquierda de los 80.

En síntesis, el escenario actual es de Pedro Castillo vs Pedro Castillo.