Opinión

Un despropósito en curso

2021-11-22
Por Víctor Caballero Martin

Sociólogo

coverFoto: Aquafondo

Al principio resultaba sumamente extraño que el congresista de Somos Perú por Lima José Jerí Oré presente, de pronto, una propuesta de artículo en el proyecto de Ley del Presupuesto de la República en la que autoriza que los fondos de los Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos (MERESE) que han conformado las Empresas Prestadoras de Servicios de Saneamiento (EPS) con los aportes de los usuarios a través de la tarifa del servicio sean transferidos al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (MIDAGRI).

Consultas realizadas al respecto confirmaron que el citado congresista no había coordinado con su bancada esta iniciativa; tampoco había hecho las consultas respectivas al Ministerio del Ambiente (MINAM), ente rector de los MERESE. Ante la reacción inmediata de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS) y de la Asociación Nacional de Empresas Prestadoras de Servicios de Saneamiento (ANEPSSA) y luego del MINAM, apareció el verdadero autor de este despropósito: Eduardo Zegarra, jefe de gabinete de asesores del MIDAGRI. Lo dijo él, luego vino el comunicado del MIDAGRI que confirmaba que la autoría de ese proyecto salió del sector; que el congresista Jerí era solo un trasmisor, un parlante.

La pregunta siguiente era: ¿cuál es la razón que aduce el MIDAGRI para hacerse de los fondos MERESE que han conformado las EPS con los recursos provenientes del pago de las tarifas por parte de los usuarios de ese servicio? En verdad, la argumentación es risible:

  • “los fondos MERESE se ejecutarán tal como está definido. No se alterarán”
  • “El MIDAGRI coopera en la ejecución de estos proyectos y actividades”
  • “El MIDAGRI firmará convenio con las EPS de manera previa a las transferencias”
  • “Se trata de articular esfuerzos”

Esos son todos sus argumentos. No hay más. No tienen conocimiento ni menos una evaluación sobre las 42 EPS que cuentan con una reserva MERESE, tampoco de los 11 proyectos que actualmente se ejecutan con dichos fondos.

Más aún: si se trata solo de “cooperar con la ejecución de estos proyectos MERESE”, si se trata sólo de “articular esfuerzos” ¿qué les impide que lo hagan ahora?

El problema es que el MIDAGRI debió promover la conformación de los fondos de reserva por mecanismos de retribución por servicios ecosistémicos en el ámbito de sus competencias, vale decir, con los proyectos agroindustriales. Ya el viceministro de Ambiente Gabriel Quijandría ha respondido al MIDAGRI en ese mismo sentido. En verdad el MIDAGRI no tiene nada que mostrar. No han conformado un MERESE agrario.

Se entiende ahora el despropósito: me apropio de los MERESE que han conformado las EPS en base a un paciente trabajo sostenido de concertación con los usuarios del servicio de agua y alcantarillado de ciudades, para presentarlos como parte de una cartera de proyectos a los cuales no han aportado ni tampoco trabajado.

Los MERESE se constituyen porque ha habido un sostenido trabajo de construcción de acuerdos de las EPS con las comunidades y plataformas; porque ha habido un permanente acompañamiento y apoyo de SUNASS en la aprobación y seguimiento de los proyectos de inversión en las cuencas con dichos fondos. No es cierto, como dice el comunicado MIDAGRI que no existan articulación de esfuerzos, las hay. Más bien sería conveniente que el MIDAGRI se sume a ellos.