Entrevista

Rocío Silva Santisteban: "La admisión de la moción de vacancia será un desgaste terrible para el gobierno, para el Congreso y para todos los peruanos"

2021-12-01
Por Omar Rosel

Corresponsal en Ayacucho

coverFoto: Difusión

Tras la revelación de las reuniones secretas que sostuvo Pedro Castillo con empresarios y que no fueron registrados en la agenda oficial de la Presidencia de la República, y la minimización de estos hechos por parte del mandatario, la moción de vacancia presidencial va sumando más votos en el Congreso y su aprobación podría ser inminente. Para analizar este tema de nuestra coyuntura política, Noticias SER entrevistó a Rocío Silva Santisteban, excongresista de la República.

¿Cuál es su opinión sobre las reuniones secretas que ha sostenido el Presidente de la República con empresarios en la casa de Breña?

Es un hecho muy preocupante. Es cierto que la denuncia procede de uno de los medios de la gran coalición que está a favor de la vacancia, que es El Comercio, Canal 4 y Canal N, pero por la información que han dado y por las imágenes que se han visto, es necesario que todo se aclare. Pienso que lo que debería hacerse desde Palacio de Gobierno es salir a declarar que no hay ningún vínculo con la corrupción, tal como lo hizo el mandatario la noche del domingo. Asimismo, me parece, que se debe pedir al Ministerio Público que haga una investigación exhaustiva y que se abra todos los archivos de Palacio de Gobierno para que se investigue exhaustivamente. Y si el señor Bruno Pacheco indujo a error al Presidente. No creo que Pedro Castillo esté involucrado personalmente, no lo creo, pero es solo mi buena fe.

¿Qué opina sobre los 20 mil dólares encontrados en un baño de Palacio de Gobierno?

Uno de los motivos por los cuales voté por Pedro Castillo es porque consideraba que él representaba la opción ante la corrupción, encarnada por Keiko Fujimori. Por un lado, tenemos la corrupción en las altas esferas del poder, la corrupción de empresas offshore, y por el otro tenemos una corrupción más emergente, una corrupción de guardar miles de dólares en un baño, eso me parece bastante grave. Y lo que creo que debió hacer el presidente es deslindar con Pacheco, y no lo hizo, inacción que tiene consecuencias políticas. El pueblo peruano, el pueblo humilde, los campesinos, la gente popular ha puesto en las manos de Pedro Castillo la esperanza de un cambio y él no puede tirar esa esperanza por la borda, no puede hacerlo, sería algo terrible, eso sería la posibilidad de una crisis mayor.

¿Cómo debemos interpretar que el Presidente de la República no haga una autocrítica, minimice estos hechos y tampoco los explique?

Creo que Castillo está rodeado de personas que no son las más adecuadas para gobernar este país. Además, el mandatario es una persona desconfiada, y no me parece nada sorprendente desconfiar de la clase política de Lima, prepotente y corrupta. Pero si has nombrado a una persona como Mirtha Vásquez como premier, por qué no le das toda tu confianza a esa persona y por qué sigues confiando en tus amigos del pueblo, en los chotanos como Pacheco. A mí me parece que ahí hay un error gravísimo de análisis político del presidente. Lo que tiene que hacer es rodearse de profesionales probos y eficientes, porque Castillo no puede rodearse de la gente a la que le tiene confianza, que son sus familiares, pero que son ineficientes y que no saben gobernar un país y que no manejan lo que es la técnica de gobernabilidad. Castillo no está haciendo un análisis correcto para plantear estrategias y está en un camino errático, porque un día para va hacia un lado y al día siguiente va por el otro. Eso no se puede hacer, es el presidente del país.

¿Consideras que los cuestionamientos que pesan sobre la gestión Castillo y los últimos hechos escandalosos son suficientes como para calificarlo de incapacidad moral?

Yo estoy en contra de la vacancia del Presidente de la República por incapacidad moral porque la definición de incapacidad moral es tremendamente ambigua y la Constitución Política igualmente es muy ambigua y se ha sobreinterpretado permanentemente. Hoy en día, en lo concreto, solamente necesitas de 86 votos para hacer lo que te da la gana y sucederá que mañana será incapacidad moral porque llegó en la noche a la casa de Breña, y luego se le aplicará a otro presidente porque le sacó la vuelta a la esposa o porque no va a misa. Entonces, la incapacidad moral puede ser cualquier cosa, porque su definición es ambigua.

¿Qué opina de los argumentos de la moción de vacancia impulsada por la congresista Patricia Chirinos y respaldada por Avanza País, Renovación Popular y Fuerza Popular?

Lo que están haciendo los congresistas es dar argumentos que son totalmente deleznables. Y la señora Patricia Chirinos, que es en realidad una incapaz moral, no puede calificar de lo mismo a otra persona.

Entonces si la vacancia no es el camino, ¿cómo se debería sancionar estas irregularidades que estaría cometiendo el Presidente de la República?

Lo primero que se debe hacer, en cualquier país con una justicia decente, es respetar el debido proceso. Lo que se requiere es una investigación a fondo y no podemos culpabilizar a alguien sin haber investigado previamente, lo que está en manos del Ministerio Público. Además, no se puede vacar a un presidente “porque me da la gana”, “porque yo quiero”, “porque me parece mal que sea comunista”. Eso es lo que están diciendo las bancadas de la ultraderecha. Debemos precisar que este no es un tema de moralidad, eso es falso, es un tema eminentemente político. La derecha y la ultraderecha no quieren a Pedro Castillo, no lo quisieron porque dicen que es comunista, lo que es completamente falso, porque para mí Pedro Castillo ni siquiera es un presidente de izquierda, es un presidente nacional popular, que es muy diferente a ser de izquierda.

¿Cree que se logre los votos para admitir la moción de vacancia y para la vacancia misma?

Para admitirla tal vez, pero lo la admisión de la moción de vacancia será un desgaste terrible para el gobierno, para el Congreso y para todos los peruanos. Pero no creo que vayan a vacar a Castillo, no van a tener los votos suficientes, aunque nunca podemos saber qué va a ocurrir, pues no olvido que el 9 de noviembre del 2020, a las 8 de la mañana, no había los votos para vacar al señor Martín Vizcarra, pero a las 7 de la noche terminó siendo vacado. Entonces, el grave problema es que las decisiones que se toman de vacar o no vacar al presidente no son decisiones racionales, sino emocionales; en realidad, irracionales.