Entrevista

Rocío Silva Santisteban: "Jamás podría pensar que el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, forme parte de un complot contra Pedro Castillo"

2022-06-02
Por Omar Rosel

Corresponsal en Ayacucho

coverFoto: Facebook de Rocío Silva Santisteban

La decisión del fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, de iniciar investigación por supuestos delitos de organización criminal, tráfico de influencias agravado y colusión agravada en contra del presidente de la República, Pedro Castillo, no hace más que complicar la situación de inestabilidad que ya atraviesa el gobierno, producto de su impericia y sus permanentes desaciertos. Para analizar este tema, Noticias SER entrevistó a Rocío Silva Santisteban, ex congresista de la República.

¿Cómo calificaría el momento político que está atravesando el gobierno de Castillo?

Yo creo que estamos en una caída en cámara lenta y, precisamente, como es en cámara lenta y porque no hay visos de solución es que percibo que las personas que votaron por él no saben qué va a suceder. Hay toda una serie de demandas particulares que se han puesto sobre la mesa; por ejemplo, las señoras de las ollas comunes han dicho que el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) no está respondiendo a lo que se ha solicitado a partir de normas que se han dado. Por otro lado, los licenciados del ejército, han llegado a la plaza San Martín de Lima y también tienen una demanda por bonos. Por otro lado, están los productores agrarios que tienen una demanda concreta que tiene que ver con los fertilizantes. Hay una serie de malestares que son particulares y no se articulan unos con otros. Estos malestares están haciendo un poco más denso este caldo de cultivo, que no sabemos hasta cuándo va a durar.

¿En qué medida complica este escenario que el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, haya decidido investigar a Pedro Castillo por los supuestos delitos de organización criminal, tráfico de influencias y colusión agravada?

La situación es más que compleja, es decir: ¿qué va suceder después, si el fiscal de la Nación encuentra que hay pruebas para solicitar a un juez que se abra un caso en relación el presidente Pedro Castillo?, Además, con este hambre de vacancia que tiene la oposición en el Congreso, que ya está queriendo censurar a la vicepresidenta de la República, Dina Boluarte, y que quiere sacar a todo el mundo. Al mismo tiempo, la oposición sabe perfectamente que si ellos plantean la vacancia, la gente va a salir a las calles a decirles que se vayan también porque si hay una institución del Estado con mucho desprestigio es el Congreso. Entonces, todos están midiendo las fuerzas que tienen y están viendo de qué manera hacer una nueva configuración del poder a partir de la elección de la nueva Mesa Directiva del Congreso.

¿Qué opina con respecto a que el presidente Pedro Castillo dice que esta apertura de una investigación fiscal es una persecución política?

Jamás podría pensar que el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, forme parte de un complot contra Pedro Castillo. Esa declaración del presidente es parte del guion que suelen plantear los políticos. Yo creo que se está demostrando que hay una incapacidad tremenda en el propio Ejecutivo y las decisiones que se toman, están muy vinculadas con temas emocionales más que racionales, y esas decisiones emocionales son productos del tremendo populismo de Castillo y de otros como el Presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres que es un populista autoritario.

¿Considera que la estrategia del presidente Castillo de sólo buscar sobrevivir ha llegado a su límite?

Yo creo que todavía puede dar un poco más, sobre todo ahora que Pedro Castillo tiene una bancada, aunque sea pequeña, de diez parlamentarios y todavía está en estos juegos con Vladimir Cerrón, líder del partido Perú Libre. Me parece que todavía puede dar hasta julio. Lo que sí creo es que el Congreso se está preparando para la nueva Mesa Directiva y pienso que en este mes de junio vamos a ver los cuchillos y las dagas volar por las cabezas de unos y otros para hacerse de la Mesa Directiva.

La censura a la ministra de Trabajo, Betssy Chávez, evidencia una inusual alianza de la bancada de Perú Libre con aquellas de derecha y de extrema derecha ¿A dónde podrían llevarnos estas nuevas correlaciones al interior del Congreso?

En estos momentos, el tema ideológico económico es algo que se deja de lado porque los abrazos no solamente han sido entre Guido Bellido y María Carmen Alva, sino incluso entre María Carmen Alva y Waldemar Cerrón, y también con el presidente de la comisión que seleccionó a los nuevos integrantes del Tribunal Constitucional. Es algo que me llama la atención por qué la bancada de Perú Libre apoyó con su votación y porque ha dado una votación alta a personas que no le van a favorecer en nada ahora que ya están en el Tribunal Constitucional. Entonces, creo yo que ahí hay una lectura un poco equivocada de la realidad por parte de la gente de las bancadas, en función a sus intereses particulares. Mira, yo defino este momento como un momento de entropía política, porque la entropía es caótica, pero es un caos extraño que puede ser productivo o tremendamente negativo. Además, es un caos que está en permanente movimiento y no sabemos qué puede suceder. Lo peor de todo es que dentro de esta entropía lo que está sucediendo es que no se están tomando decisiones adecuadas para prevenirnos de la hambruna.

¿Podríamos esperar algún tipo de reacción política distinta del gobierno de Castillo para hacerle frente a este contexto?

Pienso que siempre se pueden dar situaciones al filo de la navaja, por ejemplo, con las denuncias ya concretas en torno a temas de los negociados con Juan Silva, ex ministro de Transportes y Comunicaciones, y lo que ha estado diciendo Zamir Villaverde a quien no debemos creerle de inmediato y hay que tomar con pinzas lo que diga. Lo que pasa es que día a día, hay situaciones que aniquilan el lazo de confianza social que prácticamente ya está casi perdido. Estamos en un momento en que las personas no actúan, hay una parálisis y no se va ni para adelante ni para atrás.

¿Cree que la ciudadanía salga a las calles a pedir soluciones más concretas a esta crisis política?

Tendría que pasar algo para que todas esas demandas particulares se conviertan en una demanda general como sucedió, por ejemplo, cuando se decretó la inmovilidad en Lima y la gente salió a las calles. Tendría que pasar algo así y eso depende del azar, ya que puede suceder en cualquier momento porque no sabemos qué decisión errada puede tomar el presidente Castillo, mañana o pasado, en torno a situaciones graves como el tema de la agricultura.