Opinión

Proyecto de ley 904: ¿Calidad de materiales educativos o imposición de ideologías discriminatorias?

2022-05-11
Por Ayesha Dávila

Comunicadora social especialista en igualdad de género

coverImagen: Más Igualdad

El pasado 5 de mayo se aprobó, por mayoría en pleno, el proyecto de ley 904. Esto, en un falso intento por impulsar la calidad de los textos y materiales educativos, así como la participación de las familias. Sin embargo, al revisar la propuesta, se puede notar otras intenciones de cierto sector del Congreso.

La iniciativa es de autoría de Esdras Medina, quien fuera líder de “Con Mis Hijos No Te Metas” en Arequipa, y que, en el artículo dos de su proyecto, propone que estos textos deben contar con respeto pleno de las convicciones morales y religiosas de las familias, así como no incluir ninguna ideología social o política, con lo que, y conociendo sus vínculos, se puede inferir que hace referencia a la mal llamada “ideología de género” que no es más que el enfoque de género, una perspectiva transversal para una educación más igualitaria y menos sexista y machista, así como a la educación sexual integral, una herramienta muy necesaria en este contexto de tanta violencia.

La propuesta del congresista Medina configura entonces un grave peligro que pretende quitarle herramientas a niñas, niños y adolescentes para identificar, alertar y denunciar la violencia, así como, perpetuar sesgos machistas y discriminatorios en las aulas al priorizar las convicciones religiosas de madres y padres. Acto que se contrapone a derechos humanos y a las funciones del Ministerio de Educación de garantizar escuelas seguras.

Además, la propuesta resulta ser un riesgo también para la calidad educativa pues dispone que los materiales sean revisados bajo los principios de esta ley y ello atenta contra la característica formativa, científica y promotora del pensamiento crítico que debe tener la educación.

Así también, sobre la participación de las familias, se encuentra en la norma que solo participarían las organizaciones que cuenten con inscripción y registro público. Es más, solo las o los representantes legales de estas serían quienes filtren los materiales. Esto es un grave atentado a la participación amplia, plural y democrática que ya se viene dando y, por el contrario, esta propuesta reduce la participación de madres y padres, así como de docentes, pues también sugiere que solo los docentes de sindicatos con personería jurídica sean quienes puedan intervenir.

Finalmente, este proyecto de ley propone que se modifiquen diversas normas, incluida la propia Ley de Educación para lograr que otras organizaciones civiles, como a la que pertenece Esdras Medina - Con mis hijos no te metas - puedan también intervenir y participar de los procesos de la creación de materiales educativos. Con esto último, queda aún más clara las intenciones de Medina de querer copar la educación con su único pensamiento ultrarreligioso y machista.

Desde la sociedad civil, y las diversas formas de organización de la comunidad educativa, se han pronunciado en contra de esta norma y se le ha exigido al gobierno que pueda observarla y rechazar su promulgación. Así también lo han solicitado la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de la Mujer y el Ministerio de Educación.