Entrevista

Oracio Pacori: “Las comunidades de Chumbivilcas han manifestado que van a aceptar el proceso de diálogo”

2021-08-18
Por Omar Rosel

Corresponsal en Ayacucho

coverFoto: Libre expresión en Lima Norte

Las comunidades campesinas de la provincia de Chumbivilcas, del denominado corredor minero, suspendieron la tregua de 60 días otorgada al Ejecutivo y, volvieron a bloquear la vía por donde transitan las unidades vehiculares que transportan el mineral que proviene del proyecto Minero MMG Las Bambas. Ante este hecho, el Premier Guido Belido indicó que hay abogados que azuzaron el reinicio del bloqueo del corredor minero, expresiones que fueron descalificadas por los líderes comunales. Para conocer la situación del conflicto en el corredor minero, Noticias SER entrevistó a Oracio Pacori, ex Congresista y Director de Derechos Humanos sin Fronteras

¿Por qué las comunidades de Chumbivilcas reiniciaron las protestas, el bloqueo del corredor minero del sur y suspendieron la tregua de 60 días que le dieron al gobierno?

Las comunidades campesinas de la provincia de Chumbivilcas suspendieron la tregua de 60 días dada al Ejecutivo porque el gobierno no instaló la mesa de diálogo ofrecida para la segunda semana de agosto. Los dirigentes señalan que tras 15 días de tregua, la Presidencia de Consejo de Ministros (PCM) no se ha comunicado ni respondido a los dirigentes de las comunidades. Asimismo, presentaron un documento dirigido a la PCM, haciendo saber su preocupación por la demora en la instalación de las mesas de diálogo y no hubo respuesta.

¿Cuál fue la reacción de las comunidades con respecto a la afirmación del premier Guido Belido señalando que existen abogados que azuzan a los pobladores?

Las comunidades en todo momento han demostrado predisposición para el diálogo y, muestra de ello es que han recibido al Premier Bellido y le dieron la tregua de 60 días. La preocupación de las comunidades se produce porque no hubieron acciones de parte del Ejecutivo que encaminen este proceso y que esto se tome con la mayor seriedad. Las comunidades se han pronunciado indicando que no hay azuzadores. Son reclamos que hacen las comunidades en el ejercicio de sus derechos y obviamente existe preocupación porque en la paralización que hicieron en julio hubo enfrentamientos con la policía y 16 personas fueron heridas. Además, se presume que se denunciarán a 40 dirigentes. Ante estas preocupaciones es que la población ve como única alternativa para encaminar sus procesos de diálogo, retomar las paralizaciones.

¿En qué medida complica la situación de que la empresa MMG La Bambas no haya asistido hasta a dos reuniones que le citaron las comunidades del corredor minero en los últimos 15 días?

Nosotros tenemos entendido que en vista de que había un compromiso de la PCM para encaminar este proceso de diálogo, la empresa ha esperado que sea a través de esta instancia que se convoque a las reuniones para la resolución del conflicto, por eso no han asistido.

¿Cuál ha sido la reacción de las comunidades con respecto al anuncio de Premier Bellido de instalar la mesa de diálogo el próximo 28 de agosto?

Las comunidades de Chumbivilcas han manifestado que van a aceptar el proceso de diálogo y, esperan que éste sábado se reinicie el proceso y haya una Resolución Ministerial que reconozca este espacio y luego que se trabaje un cronograma para que se ventilen los pedidos de las organizaciones con una agenda que esta estipulada en el petitorio de reclamos que hacen las comunidades.

Por las actuaciones y demoras de la PCM ¿se puede decir que el gobierno de Castillo está actuando como anteriores gobiernos en el tratamiento del conflicto en el corredor minero?

Entendemos también que a pocos días de iniciado el gobierno, se hace un poco difícil asumir su mandato. Pero, nosotros esperamos que no sea así y que las formas y las prácticas para resolver conflictos no sigan siendo la continuidad de lo que ya hemos tenido con anteriores gobiernos.

¿Las comunidades creen que el gobierno de Castillo le dará un tratamiento distinto al conflicto que persiste en el corredor minero?

Nosotros creemos que sí, porque consideran que con Pedro Castillo en el poder se pueden resolver estos conflictos. Además, estas poblaciones han respaldado de forma mayoritaria, con sus votos a Castillo. Creo que ellos ven la posibilidad de que pueda encaminarse un proceso de solución a las demandas que tienen, eso está clarísimo. Pero por otro lado en la Unidad de Diálogo y Conflictos deberían convocar a los profesionales que ayuden a conducir la solución de estos temas, porque se tienen que encaminar a soluciones que planteen salidas no solamente políticas, sino técnicas y que se respeten los derechos de las comunidades.

El conflicto entre las comunidades del corredor minero y la empresa MMG Las Bambas ¿sólo se trata de la nulidad de la resolución ministerial que reclasificó las vías comunales en vía nacional o hay otros elementos que complejizan este conflicto?

La medida de lucha que han encaminado las comunidades responde a una plataforma que no solamente se centra en un pedido sino en una serie de demandas, siendo la principal la nulidad de la Resolución Ministerial 372 del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, porque para un proceso normal de reclasificación de vías se tiene que hacer respetando los derechos de las comunidades campesinas y originarias, realizando la consulta previa. Y sobre los procesos administrativos de reclasificación de la vía se debe considerar un proceso de negociación con las comunidades por la servidumbre y el justiprecio de sus tierras que se afectarán. El otro tema es que hay un cambio de componentes en el proyecto MMG las Bambas donde se modifica el traslado de mineral de mineroducto por el traslado con camiones utilizando las vías. Eso hace que cambie un componente del proyecto y ello debió conllevar a que otras comunidades sean consideradas en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) dentro de la zona de influencia del proyecto, lo que implicaría ser beneficiarios de acciones de responsabilidad social que tiene la empresa. Y además, las comunidades están pidiendo que se remedien los impactos negativos ambientales que viene incurriendo, con la movilización de más de 300 unidades vehiculares que transportan carga de mineral por el polvo que generan y una serie de accidentes vehiculares que hay en el corredor minero.