Opinión

No es la ideología, es la cuota de poder

2021-10-08
Por Pablo Najarro Carnero

Teólogo y docente

coverFoto: Hugo Pérez / @photo.gec

Luego de dos meses y algo más de gobierno de Pedro Castillo y la izquierda recalcitrante del partido Perú Libre, encabezada por Vladimir Cerrón, uno puede entender que no paso nada de lo que anunciaba la derecha política, más allá de todo el rollo contestatario y reivindicativo de siempre.

Días atrás, hemos visto y escuchado el desaforado reclamo de los perulibristas a su derecho a la “cuota de poder” tras la caída del gabinete Bellido. En los primeros días de gobierno, tuvimos un consejo de ministros propuesto por Cerrón, gracias a la “cuota de poder” que Castillo les otorgó. Un gabinete de choque. Un premier mostrando el poder ansiado por años y conseguido. En acto paralelo vimos a los comités distritales, de Perú Libre ( de Lima al menos), presentando cartas a ministros con la relación de nombres y cargos a los que aspiraban.

El problema era que algunos ministros tenían su talón de Aquiles – no digo rabo de paja – por donde los secuaces de Keiko Sofía podían encontrar un flanco de ataque. Ahí estaban los marinos retirados con sus mejores estrategias de guerra, siguiendo quizá a Sun Tzu. Dicho con aspavientos, el frente fujimorista no iba a dejar en pie al gobierno del profe cajacho.

Perdida la batalla ante el JNE, han entendido – y dicho – que vienen más batallas donde el final de la guerra será la vacancia de Castillo.

Y lamentablemente vimos como varios ministros tenían rabo de paja. Sin nivel profesional. Con sentencias pasadas y oscuro currículo. El presidente, con los nombramientos en cascada en diversos ministerios, se convertía así en un blanco fácil para la derecha.

El pasado miércoles salieron desaforados desde la avenida Abancay a la casa de Junín a pechar a Castillo, exigiendo nombres de ministros afines a Perú Libre. No sin sentir la pegada de la salida del rojitochukcha. A renglón seguido, sabiendo la conformación del nuevo gabinete se han sentido traicionados y han soltado todas las baterías contra el que los llevó al Congreso. Sienten que su 19% les da el derecho a decir que “el pueblo los eligió”. Vanidad tonta. Todo fue un duro voto antikeiko. Como siempre.

Toda esa reacción de los cerronistas, nos hace pensar que ellos en Junín también aprovecharon las mieles del poder. Que toda la investigación del Ministerio Público tiene verdad. Se entiende que invirtieron para llegar al poder y tienen que recuperar esa inversión. Y ahí poco importa la ideología..

Es una pena decirlo, pero es otro esfuerzo fallido de la izquierda más radical por gobernar y de nuevo fracasar. Es verdad que Castillo llegó de la mano de una izquierda desfasada a la cual siguen llamando, marxista leninista mariateguista y eso le ha hecho daño. Su mote de “nunca más” o “palabra de maestro” han venido cayendo en saco roto.

Podemos entender que sacará del entorno palaciego a los correveidile de Cerrón. Se entiende que la PCM está al otro lado de palacio, pero si no saca del lado de la casa de gobierno, a la gente de Cerrón, con toda la mala experiencia de este inicio de gobierno, la vacancia se cae de madura.

Es de entender que la derecha política, con los nuevos adherentes: el partido morado, recientemente Patria Roja , SUTEP y Derrama Magisterial y ahora el frente congresal perulibrista que han dicho a viva voz que no le darán el voto de confianza a la paisana de Castillo, Mirtha Vásquez, se va entendiendo que Castillo no las tendrá fácil. No hay duda que los aportes de Nuevo Perú, liderados por Verónika Mendoza le ha dado funcionarios de valor para los ministerios.

Ojalá, por el mismo bien de Castillo y la izquierda moderada que él representa, pueda con el nuevo gabinete remontar su alicaída aceptación en la capital, que en las encuestas le sigue siendo adversa y que sigue teniendo el poder de decisión. Las empresas periodísticas afines a la corrupción todos los días nos bombardean el fracaso del gobierno de Castillo. Los asaltos, muertes, el precio del gas, la subida de la electricidad, el dólar en subida, todos, son atribuidos a Castillo. Y fatalmente, son oídos en todas las regiones del Perú. El mismo canal del estado se suma, en un afán independista dando voz a los fujimoristas. Toca a hora al Presidente y su nuevo gabinete remar a contracorriente.