Cusco

Lideresas de Acomayo piden a Pedro Castillo que “no se olvide de las comunidades”

2021-07-06
Por Wilson Chilo

Corresponsal en Cusco

coverWilson Chilo

Ante la esperada proclamación de Pedro Castillo como Presidente de la República, las lideresas de la provincia de Acomayo han pedido paz y unidad en el país y que el profesor Castillo no se olvide sus compromisos con la agricultura y las comunidades campesinas, además de atender la lucha contra la violencia hacia la mujer y los feminicidios.

“Queremos un gobierno con equidad para todos, lo que quiero es paz y unidad dentro de la población a nivel nacional, ya no más violencia, ni tristezas”, indica Catalina Holgado Huallpa de la comunidad de Marcaconga del distrito de Sangarará. Como dirigente pide al futuro gobierno que siempre de apoyo a las mujeres emprendedoras, ya que son ellas las que tienen que resolver las necesidades de sus familias en medio de la pandemia.

Para Maritza Valdez Torres de la comunidad campesina de Marcaconga, del distrito de Pomacanchi, el nuevo presidente no solo debe trabajar desde Lima, “tiene que reconocer a las comunidades campesinas, venir para acá y estar pendiente de ellas”, resalta.

En ese mismo sentido, la lideresa del distrito de Acomayo, Durminda Frisancho Fernández Baca pide al profesor Castillo que trabaje por las comunidades campesinas y que no repita el centralismo que tanto daño le ha hecho al país, descentralizando los programas para cada región.

“Que no se olvide las comunidades, él como es del campo, conoce esa realidad como profesor, porque el profesor es maestro, padre, cura, juez, fiscal, todo hace en la comunidad”, con estas palabras Durminda muestra su confianza hacia Pedro Castillo y la esperanza de un cambio.

Los compromisos para la agricultura

Para Catalina Holgado si no hubiera agricultura, “qué comería la gente de la ciudad”, para ella esto se ha hecho más evidente durante los momentos más difíciles de la pandemia y por esa razón para el nuevo gobierno la agricultura debe ser una prioridad.

“Las campesinas hemos sido olvidadas por les presidentes, tantos años, por gusto hemos trabajado el campo, no nos apoyan, el Ministerio de Agricultura no nos da nada, cada uno se esfuerza, si hay sequía, quien fracasa es el campesino”, es el balance y el vivir de Durminda.

Las lideresas coinciden que en la actualidad no hay apoyo con semillas ni fertilizantes, tampoco asesoría para la agricultura, para ellas ahorita están botados los terrenos y no se está trabajando.

Las mujeres se organizan, defienden sus derechos y su cultura

En una expresión más participativa y practicando su cosmovisión andina, las organizaciones de mujeres de Acomayo vinieron de los cuatro suyos de su territorio para encontrase en la cima de la montaña con nombre Cebapata, ubicada en la comunidad de Yananpampa.

Con todos los protocolos de seguridad y al aire libre, ahí sobre la montaña, alrededor de 60 mujeres participaron de una ceremonia en el marco del sositicio de invierno, ellas lo consideran como un “Wawa Inti Raymi”, un nuevo año.

Eutropía Delgado Castro coordinadora de proyectos de “Kallpa”, institución que viene acompañando a las mujeres en Acomayo por más de 15 años, nos indica que por años se han estado discriminando estas prácticas ancestrales y menospreciando a estos rituales de agradecimiento y reconocimiento.