Entrevista

José Gutiérrez Alberoni: “Necesitamos una nueva Constitución que refleje la realidad del país”

2021-08-15
Por Sonia Vilcanqui

Corresponsal Puno

coverLos Andes

En estos días se han extendido los rumores de una posible vacancia que la oposición estaría tramando bajo el liderazgo de Fuerza Popular. En esta entrevista para Noticias SER, el analista político y catedrático universitario puneño, José Gutiérrez Alberoni, analiza la coyuntura política, la relación entre el presidente Castillo y Vladimir Cerrón, y el rol que las organizaciones sociales van a tener en este nueva etapa de la política peruana.

La presencia de Vladimir Cerrón en el gobierno es notoria. ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de la relación entre el presidente Castillo y el secretario general de Perú Libre?

Me imagino que hubo acuerdos previos, porque la participación de Pedro Castillo como candidato de Perú Libre debe haberse hecho con una serie de compromisos que deben cumplirse. La fortaleza que tienen es la bancada. Imagínese que el presidente rompiera con Perú Libre, no tendría nada, estaría a merced de los que siempre han participado en la política por sus intereses. Por otro lado, Cerrón está ligado a “los dinámicos del centro”. Esto genera vulnerabilidad y una posibilidad para enfrentarse de una forma autoritaria desde el Congreso, la oposición ya había anunciado que no aceptaría el gobierno de Castillo. Entonces, Cerrón es una piedra en el zapato.

¿A qué sector o sectores les conviene una ruptura de Castillo y Cerrón?

A la oposición. A todos los que desplegaron ese aparato logístico y los recursos económicos que buscan que el poder lo mantenga todavía una clase política rancia que no quiere que los líderes sociales y el pueblo peruano aprendan sobre gestión pública. El problema es que con el manejo de la prensa nacional, su arrogancia, las encuestas , la derecha peruana le hizo la campaña a Pedro Castillo. Eso repercutió en la sociedad.

¿A la derecha le conviene vacar u “ollantizar” a Castillo?

No le conviene vacarlo, le conviene que el gobierno de Castillo gestione sus políticas, y seguramente tendrá sus errores. Si la derecha fuera inteligente le daría una tregua de un año al gobierno pueda desarrollar su plan de acuerdo a las expectativas de la población. Vacar al presidente significaría que los colectivos sociales nuevamente se movilicen en contra de la oposición golpista, que no es nueva.

Ollantizarlo no me parece. Ollanta fue un tipo sin personalidad. Ni uno ni otro aspecto debe ser parte de la agenda en estos momentos, porque eso desestabilizaría mucho. Castillo no puede renunciar a sus cuadros que son militantes de Perú Libre, porque eso significaría una fractura. El hecho de poner a técnicos políticos criollos dará una percepción de que nuevamente no hemos tenido un líder a la altura de las circunstancias.

¿Castillo debería de apoyarse en las organizaciones sociales para hacerle frente a la oposición?

Creo que sí. Es una situación difícil para Castillo porque el proceso de transferencia recién está terminando. El presidente no debe tener tiempo para ello, a pesar de que ha recibido propuestas de algunos sindicatos para gestar una alianza con el pueblo, pero eso será parte de un proceso. La coyuntura está ligada a la gobernabilidad del pais. Independientemente de la voz de Castillo, las organizaciones se están organizando y se reactivaran y pedirán una serie de cosas. Sí no hay apoyo para estas organizaciones, no van a apoyar las medidas del gobierno.

Finalmente ¿Cómo ve la presencia de Evo Morales en el Perú que es tan criticada por los grandes medios de Lima?

A mí me parece bien, incluso me gustaría que llegue Pepe Mujica. Estas personalidades tienen experiencia. Nadie puede acusar de Bolivia de comunista o marxista. La clase política siempre debe estar dirigida por las mayorías, y las mayorías en Bolivia son de origen andino o amazónico, esa cuestión ha generado que Evo sea encumbrado a la presidencia. Y lo mismo va ocurrir acá. Lo ocurrido con Pedro Castillo ha abierto la posibilidad para que los líderes sociales entiendan que se abrió una puerta para acceder a la primera magistratura del país.

¿Cúal es su opinión sobre el debate en torno al cambio constitucional?

A modo de reflexión digo que necesitamos fortalecer nuestra economía con los recursos y potencialidades que contamos, porque así como estamos con este modelo económico perverso, sostenido por la Constitución que favorece a las transnacionales no vamos a llegar a un buen puerto. Es necesario convencernos que necesitamos una nueva constitución que refleje la realidad del país.