Cajamarca

Fiscalía de Prevención del Delito de Cajamarca constata irregularidades en Hospital Simón Bolívar

2021-11-19
Por Ronald Ordóñez

Corresponsal en Cajamarca

coverFoto: Gobierno Regional de Cajamarca

La Fiscalía de Prevención del Delito del Distrito Fiscal Cajamarca, a cargo de Sandra Bringas, realizó una inspección en el Hospital Simón Bolívar para verificar sus capacidades ante una posible tercera ola de la pandemia por el covid-19.

En declaraciones posteriores a la prensa local, Sandra Bringas manifestó su preocupación por algunos de los resultados encontrados. En primer lugar, dijo que la planta de oxígeno móvil adquirida por el colectivo Cajamarca Respira, se encuentra sin funcionar desde hace dos meses: “Según la información del director, desde hace dos meses no funciona. La razón, es porque la planta tiene que recibir un mantenimiento permanente, ha tenido personal, pero la Red de Salud ha dispuesto el corte del contrato de las personas que han estado trabajando y no hay quien abastezca el servicio, por tanto, la planta no está generando oxígeno medicinal”, declaró a los medios de comunicación cajamarquinos.

La fiscal también informó que por la disminución de hospitalizaciones por Covid, la Red de Salud ha dejado de adquirir algunos insumos para el personal e incluso medicamentos específicos: “Esto es preocupante porque precisamente la preparación ante una tercera ola debe darse de manera preventiva y eso implica comprar los equipos necesarios”, agregó.

Finalmente, otro de los aspectos que también han observado son las condiciones en las que se encuentra el personal que se dedica al lavado de las frazadas y sábanas del nosocomio. Según informó, el hospital cuenta con una sola máquina para centrifugar y el personal realiza el lavado a mano de por lo menos unas 50 frazadas y sábanas por día y tampoco cuentan con guantes de protección: “Hemos verificado las condiciones bastante lamentables en las que trabajan las personas que hacen el lavado de frazadas o sábanas, cuentan con solo una maquina centrifugadora, pero lavan a mano cada una de las frazadas y sabanas que se usan. Ahora hacen un lavado de hasta 50 frazadas diarias a mano, sin equipos de protección adecuados, sin guantes que los cubran o expongan a peligros de contagio con agua contaminada”, refirió, añadiendo que se dará cuenta de la situación a las autoridades correspondientes en temas laborales.

Finalmente, solicitó al director de la Red Integrada de Salud, Edwar Mundaca y a las autoridades de la Dirección Regional de Salud que puedan tomar cartas en el asunto, de forma que se garantice una adecuada preparación para afrontar una posible tercera ola.