Cusco

Cusco cuenta con 11 plantas de oxígeno para afrontar una eventual tercera ola

2021-08-18
Por Wilson Chilo

Corresponsal en Cusco

coverFoto: Gobierno Regional Cusco

El Gobierno Regional del Cusco ha informado que se viene preparando para una eventual tercera ola del covid-19 y, mediante acciones de coordinación, se ha comprometido a garantizar la suficiente producción de oxígeno para la atención de los pacientes en los establecimientos y hospitales de las 13 provincias.

Una investigación elaborada por el Centro Nacional de Epidemiología, Control y Prevención de Enfermedades (CDC), adscrito al Ministerio de Salud (Minsa), señala que en una eventual tercera ola del covid-19 en el país, más de 115 mil personas fallecerían a causa de esta enfermedad en el “peor escenario”; en el caso del Cusco se ha estimado 2,836 fallecidos en una eventual tercera ola.

De acuerdo al documento remitido el 5 de agosto por el CDC al Instituto Nacional de Salud (INS), en el escenario más conservador de una eventual tercera ola, un total de 67,292 morirían producto del COVID-19, mientras que 19,868 necesitarán camas UCI y habrían 397,362 hospitalizados. Y un total de 2.483,511 casos confirmados.

Cusco puede producir más de 7,500 metros cúbicos de oxígeno medicinal al día Sumado al apoyo de Industrias Cachimayo que produce 3,000 metros cúbicos, la región Cusco, a la fecha, está en la capacidad de producir a demanda, 7,597 metros cúbicos de oxígeno medicinal en 11 plantas instaladas en diferentes localidades.

Así, el Hospital de Quillabamba y el Hospital San Juan de Kimbiri (La Convención) pueden generar en forma conjunta 1,284 metros cúbicos, en tanto el centro de salud de Urubamba, alcanza la producción de 120 m3, así como el Hospital de Sicuani (Canchis), 120 m3.

De igual manera, el centro de salud de Urcos (Quispicanchi) puede generar 480 metros cúbicos de oxígeno, Hospital de Espinar, 400 m3 y el Hospital de Santo Tomás (Chumbivilcas), 240 m3.

En el Hospital Regional de la ciudad imperial, han sido instaladas 3 plantas de producción. La primera planta móvil se logró gracias a convenio entre el Ministerio de Salud (MINSA) y la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) para producir 400 metros cúbicos de este insumo fundamental para el tratamiento de los pacientes con COVID-19. La segunda planta se concretó bajo el liderazgo del Arzobispado y en forma multisectorial produce otros 213 metros cúbicos.

La tercera planta se trata de una generadora tipo PSA (Pressure Swing Adsorption), cuya capacidad de producción es de 960 metros cúbicos de oxígeno por día. Cabe indicar que dichas fábricas están adscritas a Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS) que permiten brindar vigilancia integral en el primer nivel de atención.