Opinión

Castillo: segunda oportunidad

2021-10-07
Por Noticias SER
coverFoto: Presidencia

El nombramiento de Mirtha Vázquez como Presidenta del Consejo de Ministros marca el fin de la errática “era” de Guido Bellido, quien probablemente se convertirá en un entusiasta opositor del presidente Pedro Castillo desde su curul en el Congreso. Ello vista la inmediata reacción de rechazo de varios integrantes de la bancada de Perú Libre al nuevo gabinete, al que ya le han negado la posibilidad de otorgar la confianza en las próximas semanas.

La temprana e inevitable ruptura de Pedro Castillo con el partido que lo llevó a la Presidencia de la República, estaba más que cantada. Los afanes confrontacionales de Perú Libre y su líder Vladimir Cerrón han sido tan grandes como su escasa capacidad de administrar el poder logrado. Si al inicio del período perdieron la presidencia del Congreso y las principales comisiones parlamentarias, ahora han perdido la Presidencia del Consejo de Ministros, siendo probable que el siguiente capítulo sea una ruptura de la bancada oficialista. Todo ello sin que la oposición gaste ninguna “bala de plata”.

En este escenario, el reto para el presidente Castillo y su nueva primera ministra es enorme. En primer lugar, porque ahora se configura una doble oposición: la ultraderecha, que sueña con una temprana vacancia, y un sector de Perú Libre, que arremeterá contra el gobierno no solo desde el parlamento sino en todo tipo de conflictos sociales en los que buscará capitalizar el malestar acumulado de la ciudadanía.

Por ello, será clave que el Presidente mantenga viva la conexión que aún tiene con un importante sector de su electorado nacional, y ya no solo con el discurso, sino con acciones concretas. Como complemento, la Primera Ministra Mirtha Vásquez tendrá que demostrar capacidad para conducir la administración estatal, pero también para fijar alianzas con algunos grupos parlamentarios.

Menos discursos y más acciones de gobierno concretas es lo que la ciudadanía exige y lo que necesita el país. Respuestas a los problemas de salud, educación y trabajo, en lugar de confrontación gratuita y designaciones insostenibles o injustificadas. En Noticias SER consideramos que la polarización agitada por ambos extremos del espectro político solo puede ser reducida con acciones decididas del gobierno. Ese es el rumbo que deben imprimir el presidente Castillo y el gabinete Vásquez. De lo contrario, los sueños de vacancias o disoluciones del Congreso podrían volverse realidad muy pronto.