Entrevista

Augusto Rubio: “Nuestra biblioteca es un espacio para la otredad, plantea formas alternativas de conocimiento”

2021-10-15
Por Noticias SER
coverFotos: Noticias SER

Tras la reapertura parcial de la Biblioteca Municipal de Chimbote, en septiembre pasado, se han venido implementando una serie de servicios y proyectos, algunos de los cuales vienen de cierto tiempo atrás y contienen un alto componente alternativo en la forma de ser concebidos. A propósito de la realidad del Centro Coordinador de Bibliotecas de Áncash, así como del libro y la lectura en el puerto, Noticias SER conversó con el escritor Augusto Rubio Acosta, su jefe institucional.

¿Qué proyectos o nuevas iniciativas están en marcha en esta etapa de la Biblioteca de Chimbote?

En la medida que pensamos nuestra Biblioteca como espacio público, como un lugar donde es posible estar, compartir y encontrarse en torno a la cultura, a la información, pero también a la parte recreativa, actualmente tenemos diez proyectos en camino, cada uno de ellos dirigido a públicos distintos. Impulsamos, por ejemplo, lo que será nuestra Pinacoteca; un proyecto de fomento de lectura con enfoque de género; un ciclo de diálogos alrededor de los derechos humanos y la ciudadanía; proyectos de mediación de lectura y de narración oral destinados a la primera infancia; una revista de pensamiento crítico, artes y letras; una iniciativa descentralizada de fomento del libro y la lectura que pondrá libros en las calles; conversatorios con autores y artistas vía streaming; presentaciones de libros en nuestro auditorio; un voluntariado integrado por jóvenes vinculados a las ciencias sociales y las humanidades; y una compra de libros para armar colecciones de escritoras peruanas y una colección de libros en lengua originaria.

¿Cuál es la idea o concepto que tendrá la Pinacoteca de la Biblioteca Municipal y para cuándo debe estar implementada?

Se trata de un proyecto de fomento y difusión de las artes visuales desde la literatura, una iniciativa de conservación y exposición de colecciones pictóricas, escultóricas, de fotografía, vídeo, instalaciones, etc., las mismas que de acuerdo al concepto de este nuevo espacio permitirá el diálogo entre la poesía, el libro, la literatura y las artes visuales en general. La Pinacoteca tendrá un componente formativo, a través de talleres y conversatorios; y eventualmente será itinerante para promover sus contenidos en los colegios de la provincia. La implementación e inauguración debe producirse en los meses próximos. La curaduría estará a cargo del artista visual chimbotano Juan Chávez.

¿Por qué es necesario desarrollar el Taller de lectura con enfoque de género?

Nuestro objetivo es múltiple. El Taller de lectura Mujeres leyendo a mujeres, que dirige la mediadora chimbotana Estelí Reyes Leyva, pasa revista y analiza en su primera etapa los principales libros de escritoras peruanas que -en la mayoría de los casos- han sido invisibilizados por el canon literario hegemónico y -en consecuencia- por la historia. La importancia de la perspectiva de género en las sesiones del Taller radica en las posibilidades que ofrece para comprender cómo se produce la discriminación de las mujeres y cuáles son las vías para transformar la misma. Nuestro objetivo es abrir el camino para revisar nuestras actitudes cotidianas, tomar conciencia del entramado naturalizado por los condicionamientos de género y promover cambios en aras de un intercambio más solidario entre los géneros.

¿Cuál es el enfoque de las sesiones de mediación de lectura que han iniciado?

Nuestra mediadora de lectura Diana Olivares trabaja con el enfoque “Dime”, el mismo que consiste en formular cierto tipo de preguntas a partir de las lecturas realizadas. Se seleccionan bien los libros, se desarrolla la lectura de los mismos en un tiempo determinado (pueden ser lecturas escuchadas en voz alta o las lecturas que hace uno mismo) y se obtienen respuestas o expresión de los pensamientos y sentimientos que la lectura produce en los lectores. Son dos momentos los que se desarrollan durante las sesiones, el segundo de los cuales está dedicado al dibujo y la pintura. Nuestras jornadas de mediación de lectura, así como las de narración oral que se inician la primera semana de noviembre, son descentralizadas y permanentes.

Vivimos en la era de la conversación, se han incrementado nuestras posibilidades de conversar presencialmente, pero también a través de la distancia y el tiempo con la presencia de los medios audiovisuales. ¿Qué iniciativas hay en ese sentido desde la Biblioteca?

Mantenemos una permanente programación cultural en línea. Sólo entre julio y diciembre del año pasado realizamos doscientos conversatorios online con escritores, mediadores, gestores de cultura y artistas. Este año continuamos en ese camino y a la fecha tenemos registrados trescientas conversaciones vía streaming.

¿Cuál es la línea de la revista que la Biblioteca publicará en breve?

Se trata de Disidencia / revista de artes, letras pensamiento crítico. Venimos recibiendo y elaborando los artículos, entrevistas, reportajes e ilustraciones que serán publicados en nuestro primer número. Necesitamos encontrarnos con la comunidad para la discusión y el debate de nuestros problemas. Chimbote es una sociedad bárbara, colonial y periférica; tenemos que liberarnos, no podemos continuar pensando ni viviendo de esta forma. Nuestra mirada es decolonial y contraepistemológica; en ese sentido, la Biblioteca es un espacio para la otredad y plantea formas alternativas de conocimiento. Necesitamos construir la historia de nuestros pueblos desde otra lógica; quienes impulsamos este espacio de lectura no soportamos vivir de la manera en que vivimos, por eso habitamos la Biblioteca y la consideramos el único pulmón desde donde es posible respirar.

NS_20211015z1