Opinión

A espaldas del “Pasamayito pavimentado”: la inseguridad vial latente

2022-11-24
Por Adrián Aiquipa Zavala

Investigador del Centro de Investigación URBES-LAB

coverFoto: ANDINA

El Pasamayito es un conjunto de vías que conecta San Juan de Lurigancho (SJL) con Comas y, en la práctica, ayuda a disminuir el tiempo perdido en el tráfico de la Panamericana Norte, Vía de Evitamiento y Wiesse, la ruta más usada para conectar ambos distritos. El 11 de noviembre la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) concluyó con la pavimentación, construcción de muros, señalización y alumbrado público de su vía más conocida: la que conecta la calle Julio C. Tello (Comas) con la avenida Miguel Grau (SJL). Según la MML (3 de agosto del 2022), la obra iba a mejorar la seguridad vial y calidad de vida de quienes se trasladan de un distrito a otro. Sin embargo, no ha tenido tal impacto y los traslados siguen igual de inseguros porque la mayoría de gente usa las vías alternas no pavimentadas para llegar a SJL.

Es importante entender la diversidad de motivos en los traslados y las empresas involucradas porque el “Pasamayito pavimentado” cumple una relativa, incluso pequeña, importancia en la seguridad vial de todas las rutas de Pasamayito. Por ejemplo, el recorrido de la empresa “Familia 22” –fácilmente reconocida por sus minivans de color verde– para llegar de Comas a SJL solo utiliza un trayecto corto de “Pasamayito Pavimentado”. Cerca al inicio de la nueva obra hay un desvío donde estos autos doblan, suben una pendiente muy empinada para luego llegar a una carretera privada. El tramo privado se delimita a partir de un portón de bienvenida junto a un letrero señalando: “Solo autos autorizados. Orden de disparar”. Atrás queda el Pasamayito pavimentado, con sus señaléticas y muros de contención, y por delante una trocha angosta y peligrosa, muy cerca del abismo. Esta trocha, luego de veinte minutos de recorrido, termina en la zona de José Carlos Mariátegui (JCM).

Mientras duró la obra del “Pasamayito pavimentado” hubo días que se bloqueó el ingreso por esa ruta. Sin embargo, la empresa “Familia 22” tuvo 2 rutas alternas para poder llegar a JCM, una más peligrosa que la otra, en palabras de un chofer. A veces en estas rutas los pasajeros deben recorrer una parte del camino a pie por peligro a que se desbarranque el auto. En un caso hipotético que se prohíba el paso por el Pasamayito pavimentado a la empresa “Familia 22” o se empiece a cobrar peaje (otro de los temores de los choferes), ya existen rutas que “solucionan” estos posibles impases. Esta realidad se repite en las otras dos empresas que trabajan conectando Comas con SJL.

Si bien la población usa estas vías privatizadas por necesidad de trabajo y traslado, su construcción estuvo orientada a favorecer la venta de los cientos de lotes que se ofertan en las tierras aledañas a las vías. En resumen, los dueños de las vías son traficantes de terrenos, quienes siguen trabajando nuevas tierras y construyendo nuevos caminos, sin tomar en cuenta la seguridad vial de sus futuros habitantes. Lo que falta aclarar es ¿en qué condiciones estos traficantes permiten el uso de estas vías a las empresas de transporte? probablemente estas radiquen en una cuota mensual o alguna forma de coacción. En ese caso, el peligro de trasladarse o trabajar en estas rutas trasciende el de la seguridad vial a uno de inseguridad ciudadana y violencia social.

Si la obra realizada por la MML no beneficia al vecino común, ¿Cómo se justifica? El “Pasamayito pavimentado” responde al interés de la municipalidad de conectar el este de la ciudad con la futura Vía de los Emprendedores; esta vía conectará el Mega Puerto de Chancay con Ancón, Carabayllo y Comas, y a través de Pasamayito se conectará a otra obra vial ubicada en Lurigancho-Chosica (ver gráfico 1, la ruta esta delineada con color morado) que se unirá a la Panamericana Sur. De acuerdo al Plan de Desarrollo Metropolitano de Lima - IMP (PLANMET 2040), elaborado por el Instituto Metropolitano de Planificación, la vía de Pasamayito es un eslabón que facilitará el traslado de productos hacia el Mega Puerto de Chancay, “conectando a los emprendedores con el mercado global” (IMP, 2022).

En este escenario, queda pendiente garantizar la seguridad vial de la población que se traslada y trabaja en estas trochas y contener la apropiación ilegal de caminos y la lotización indiscriminada de los traficantes de tierras. Sobre lo segundo, el Pasamayito pavimentado impulsará a que los traficantes de tierras creen nuevas trochas para poder seguir vendiendo lotes en zonas de alto riesgo, por lo tanto, es necesario que el Estado y gobiernos locales intervengan y controle estas áreas. Y, en el mediano plazo, ejecutar Programas Municipales de Vivienda o, al menos, programas que faciliten el acceso al suelo habilitado para familias con menores recursos.

Sobre la seguridad vial, a corto plazo le toca a la ATU fiscalizar a las empresas que ya circulan por el Pasamayito, buscando que trabajen en óptimas condiciones; y, a largo plazo, pensar un sistema de transporte eficiente y seguro con el apoyo de las asociaciones de mototaxis que ya trasladan a la mayoría de la población que vive en laderas de SJL. Es un gran reto el que se tiene por delante, y se necesita mucha voluntad política para ejecutar obras que realmente beneficien a la población, y no obras que reproducen las relaciones de violencia y condiciones precarias en la que se trabajan y trasladan los vecinos de SJL y Comas.

Referencias:

Instituto Metropolitano de Planificación (IMP) (2022) Plan de desarrollo Metropolitano de Lima 2021-2040. https://www.imp.gob.pe/es/recursos/Planificacion/PLANMET%202040.pdf

Municipalidad Metropolitana de Lima (MML)(3 de agosto del 2022). Vía Pasamayito tiene avance de más del 75 por ciento. https://www.munlima.gob.pe/2022/08/03/via-pasamayito-tiene-avance-de-mas-del-75-por-ciento/

Gráfico 1. Vía de los Emprendedores

NS_20222411

Nota: Instituto Metropolitano de Planificación (2022) Ver Mapa en PDF