Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Secretario general de la FDCP reclama que el gobierno de un apoyo concreto a las comunidades campesinas de Puno

Miluska Pizarro

Según el último Censo Nacional Agropecuario (CENAGRO) 2012 en todo el Perú hay más de 2 millones unidades agropecuarias, Cajamarca, Puno, Cusco y Piura son las regiones que concentran el mayor número de hogares agropecuarios; sin embargo, no reciben mayor atención de los gobiernos de turno, por ello Julián Paucar Huarca, secretario general de la Federación Departamental de Campesinos de Puno y presidente de la Federación Unitaria Campesinos de Melgar, manifiesta que este 24 de Junio, fecha que se conmemora el Día del Campesino, debe ser un día de reflexión.

“Este día debe ser para reflexionar sobre la situación actual de la agricultura y el campesino, así también renovar nuestro compromiso de continuar en la lucha de nuestras tierras porque con la reforma agraria no se solucionó totalmente este problema sobre todo en la región Puno”, manifestó. Así también recordó que hace más de dos décadas se recuperó un millón 200 mil hectáreas a favor de las comunidades.

Por otra parte, detalló que en esta pandemia, los campesinos cumplen un rol fundamental, asegurando la provisión de alimentos en todo el país.

“Durante esta pandemia este sector estamos garantizando los alimentos, trasladamos nuestros productos del campo a la ciudad, aun así seguimos siendo ignorados por el Gobierno, no hay políticas reales que favorezcan a los pequeños agricultores”, indicó.

Mostró su preocupación por los pobladores que viven en las zonas altoandinas, ya que se verán afectados con este tiempo de helada; por ello invocó a las autoridades a preocuparse por ellos: “Se dispuso la entrega del Bono Rural, pero lamentablemente no llegó a pobladores que realmente lo necesitaban como los que viven en zonas altoandinas, ahora que estamos en tiempo de heladas y friajes ellos necesitaran más, por eso planteamos que el Gobierno adquiera alimentos de las comunidades que estamos en los alrededores del lago y llevarlos a esas zonas alejadas, así también contribuirá a nuestra economía. Este tipo de acciones deben tener las autoridades pero más se preocupan en beneficiar a grandes empresas”, puntualizó Julián Paucar.

Asimismo, detalló que los campesinos en el Perú, producen en condiciones nada favorables, en comparación con otros países donde los gobiernos subsidian los productos y apoyan con tecnología a sus agricultores.

“No queremos que nos regalen dinero, pedimos políticas que realmente aporten al sector. Yo soy de una provincia ganadera donde producimos queso, leche, pero nos hace falta mercados adonde vender nuestros productos”, afirmó.

Otro problema que resaltó, es que no cuentan con protocolos de bioseguridad como en otros sectores productivos, ya que los comuneros y comuneras no cuentan con mascarillas ni productos de limpieza, y sí llega la enfermedad a estos lugares sería terrible la situación.

Por otro lado, rememoró el paro nacional del 13 de mayo del 2019, donde se protestó por la falta de políticas a favor del agro, e invocó a que el gobierno no divida al campesinado.

“Los programas del gobierno están actuando a su modo, en Puno están dividiendo a las comunidades campesinas, dentro de ellas están formando asociación de productores y esto genera división, por ello desde la Federación Campesina de Puno, exhortamos que debe prevalecer la comunidad campesina como una organización ancestral”, precisó.