Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Consejero regional de Azangaro plantea que se paralice proyecto Vilavilani II

Foto: Gobierno del Perú

Miluska Pizarro

En comunicación con Noticias SER, el Consejero de Azángaro, Pelayo Cuba Pérez, informó que presentó una propuesta de acuerdo regional sobre la problemática del proyecto de Vilavilani II, donde exhorta al gobernador regional (e), Agustín Luque Chayña, a interponer acciones legales y administrativas en defensa de los recursos hídricos de la región Puno.

 “En esta propuesta también se rechaza la continuidad de la obra porque estaría vulnerando los derechos de las comunidades, ya que se pretende trasvasar más de mil litros de agua por segundo de Puno hacia Tacna, generando perjuicio en las comunidades campesinas”, informó.

El consejero señaló que no se puede continuar con este proyecto porque no cuenta con la licencia social, generando malestar en la población afectada que ya advirtió que se podría producir un segundo “aymarazo” en caso de no ser escuchados.

Por otro lado Cuba calificó de deficiente la gestión de Agustín Luque, respecto al cuestionado proyecto hídrico Vilavilani.

“No se ha ejercido adecuadamente la defensa, hay un trabajo negativo por parte del procurador  regional de Puno y el asesor Juan Monzón, quien en una última reunión indicó que todo estaba bien pero vemos que no es así; y que se debe iniciar con la acción constitucional”, puntualizó.

Asimismo, declaró que la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y la Autoridad Administrativa del Agua (ALA) se habrían pronunciado a favor de la región Tacna, por eso los comuneros y comuneras habrían expresado su rechazo a estos funcionarios.

Finalmente, anunció que se está convocando a los Congresistas de Puno y al ministro de Agricultura a una reunión con el Consejo Regional, la misma que está programada para el 3 de julio en Vilavilani, esperando que pongan interés a este tema y tomen medidas para salvaguardar los derechos de la población.

DATO

Dentro de los componentes del proyecto se instalará una bocatoma para el traslado del elemento líquido con tubería subterránea que recorrerá 42 kilómetros desde el canal Vilachaullani hasta empalmar con el canal de Calachaca Tramo II en el sector de Titijahuani.