Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Puno: Un año de lucha contra la corrupción y de incapacidad del gobierno regional

Este 2018 ha sido un año intenso, y ahora que llega a su fin es tiempo de hacer balances. Noticias SER recogió diferentes opiniones de autoridades y líderes de la región Puno, que coincidieron en que hemos vivido un año de la lucha contra la corrupción. De otro lado destacan que tuvimos un presidente que demostró una y otra vez su compromiso con la democracia del Perú, oponiéndose a las maniobras del fujimorismo. Sin embargo, en el plano regional el balance es crítico y no muestra avances.

Graciela Calisaya, tenienta gobernadora de la comunidad campesina de Jichuyo Pamaya, indicó que el año actual estuvo marcado por la corrupción a nivel nacional. Así como, la intención de evadir la justicia de Keiko Fujimori y de Alan García, la unión entre todos los peruanos para luchar contra la corrupción y el respaldo total al referéndum impulsado por el mandatario Martin Vizcarra, “Lo que se presentía salió a la luz: los favores entre “hermanitos”, esto sirvió para que la población despierte, para unirnos y salir a las calles a exigir justicia. Sabemos que el controvertido referéndum no cambiará todo pero es el inicio de un cambio del sistema judicial. Por otro lado culminamos este año decepcionados con el gobernador regional Juan Luque, no tenemos obras o proyectos en favor de las comunidades, no supo representarnos durante los cuatro años”, dijo Calisaya.

Por su parte Félix Quispe Loza, secretario de Organización de la Asociación de Barrios Unidos Ayaviri – ABUA, descalificó la gestión de Juan Luque, “durante cuatro años la región estuvo estancada, no hay representatividad ni gestión, al contrario tenemos una deuda; a los ayavireños nunca nos apoyó para exigir el cierre de la mina pese a que ésta viene operando años y es visible la consecuencia que ocasiona, simplemente nos evadió”, indicó. Sobre la política nacional, indicó que “Keiko Fujimori y Alan García son integrantes de organizaciones criminales. Esperemos que las investigaciones continúen pero en manos de jueces y fiscales como Domingo Pérez y Concepción Carhuancho”, concluyó.

Jacinto Ticona Huamán, titular de la Defensoría del Pueblo en Puno, mencionó que fue un año arduo para la población por la coyuntura política, y que desde la Defensoría se impulsaron foros informativos para denunciar actos de corrupción, “con la coyuntura la población perdió la confianza en el sistema judicial, de alguna forma desde esta institución contribuimos a que la Comisión Regional Anticorrupción esté activa y pueda concretar las  metas planteadas, además de buscar que la población pueda recuperar la confianza pero todo depende del actuar de las autoridades”, precisó.

Finalmente, la electa alcaldesa de la provincia de San Antonio de Putina, Yolinda Barrantes, opinó que la caída de figuras políticas trae como consecuencia el debilitamiento de sus bancadas en el Congreso, “vimos a un partido que se aferra al poder, generando debilidad en todo ámbito. El intento de la población por querer cambiar la Constitución y un presidente que se ganó el respaldo de la mayoría por el referéndum y las formas de combatir contra la corrupción”. Pasando al gobierno regional que termina, consideró que por su “incapacidad de gestión no hizo mucho por Puno. Lamentablemente las autoridades  no supieron invertir el presupuesto en proyectos u obras que beneficien a la población devolviendo el dinero al gobierno central”, culminó.