Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Una victoria ciudadana

La renuncia de Pedro Chávarry al cargo de Fiscal de la Nación, luego de las masivas movilizaciones de rechazo de la ciudadanía a su decisión de cambiar a los integrantes del equipo especial del caso Lava Jato, constituye una buena noticia para la continuidad de la lucha contra la corrupción en el país, habida cuenta del rol nefasto que jugó este personaje en alianza con el Apra y Fuerza Popular para impedir las investigaciones seguidas contra Alan García, Keiko Fujimori y sus allegados.

Si bien para alcanzar este resultado ha sido importante el liderazgo del Presidente de la República, la postura institucionalista de un sector del Ministerio Público y el despliegue informativo de diferentes medios de comunicación, el factor principal se encuentra en la ciudadanía que en su gran mayoría exige que los órganos de administración de justicia continúen investigando con decisión y firmeza los actos de corrupción, evitando la impunidad de los principales involucrados.

En tal sentido, y sin bajar la guardia en relación a lo que ocurra en el ámbito judicial, es necesario dirigir la atención hacia otros temas pendientes y urgentes. Entre estos resalta la reforma del sistema político, en relación a la cual el Poder Ejecutivo ha tomado la opción de delegar a una Comisión de expertos y expertas la elaboración de una propuesta que debe ser presentada al Congreso de la República. Más allá de la calidad del trabajo de la Comisión, resulta imprescindible que la ciudadanía se mantenga alerta y vigilante para que la reforma que se vaya a aprobar incorpore medidas que mejoren sustantivamente la calidad de la representación política, garanticen la transparencia del financiamiento electoral y contribuyan al fortalecimiento de las organizaciones políticas.

En Noticias SER consideramos que la caída del Fiscal Pedro Chávarry, tantas veces reclamada, es una victoria de la lucha contra la corrupción, y para lograrla ha sido clave el compromiso de la ciudadanía movilizada que no acepta componendas ni pactos de impunidad. Y esperamos que esta siga cumpliendo un papel preponderante para fijar la agenda del país en la ruta hacia el Bicentenario.

Foto: Rafael Velarde