Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Un gabinete para enfrentar la pandemia

Foto ©Presidencia de la República

Editorial | Noticias SER

La negación de confianza del Congreso de la República al gabinete de ministros presidido por Pedro Cateriano, ahonda la crisis que vive el país y deja en claro que la táctica de confrontación que tantas veces ha esgrimido el presidente Martín Vizcarra, va perdiendo efecto. En un escenario en el que el Parlamento ya no tiene ante sí el peligro de la disolución, este ha decidido utilizar la pugna y la actuación para la tribuna como herramientas para contrapesar al gobierno.

Son sin duda diversos intereses los que se manifiestan en la negativa de confianza a Cateriano. Se ha señalado en particular, y con justa razón, a los de los dueños de universidades privadas afectadas por la Sunedu. Sin embargo reducir la derrota política del ex premier a ese móvil aparece más como una coartada para justificar el aislamiento político de quien al final no logró siquiera un tercio de los votos de los congresistas presentes.

El desempeño de Cateriano durante su breve premierato mostró la gran desconexión que existe entre el sector que él representa y las necesidades de las grandes mayorías, como quedó tan bien retratado con el nombramiento de personas como el Ministro de Trabajo, las reuniones políticas que sostuvo y el tono y prioridades expuestas en su discurso de investidura. Asimismo, el terco mantra de la minería y los gastados argumentos sobre “destrabar” la tramitología como sustento de la reactivación económica, revela lo poco que han aprendido de la realidad social los actores políticos y económicos que han sostenido el modelo económico de las últimas décadas. Dicho sea de paso, han quedado expuestos los límites del discurso “antiaprofujimorista” para construir una democracia sustantivamente distinta a la que ya conocemos.

Más allá de las maniobras políticas de siempre, lo verdaderamente importante es la emergencia sanitaria. Día a día son miles los peruanos y peruanas contagiados por el covid-19 y cientos quienes pierden la vida, mientras se agrava el colapso de los servicios de salud. Y lo peor es que nada de lo ocurrido en los últimos meses parece haber servido para que las autoridades y la administración pública implementen una respuesta efectiva que, por lo menos, permita atender aspectos esenciales, como la provisión de oxígeno.

En Noticias Ser creemos que el presidente Martín Vizcarra tiene la obligación de conformar un gabinete ministerial que entienda con claridad que su principal tarea es la lucha contra la pandemia y aliviar la falta de recursos de la ciudadanía para mantenerse a buen recaudo. Cualquier medida en otro sentido, seguirá conduciendo al país por el sendero de la crisis y la tragedia.