Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Territorios, sectores y Estado

Hace unos días escuché al presidente regional de San Martín, César Villanueva, quien ha sido elegido por unanimidad como presidente de la Asociación Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR). Villanueva habló sobre la necesidad de tender puentes dentro del Estado, entre el gobierno central y las regiones, y denominó “Gabinete Territorial” a una reunión periódica, que podría ser mensual, en la que el Presidente de la República y sus ministros se reúnan con la ANGR.

La idea es muy positiva, pues una de las debilidades de la descentralización peruana es, justamente, la falta de contacto entre el Ejecutivo y regiones. Esta propuesta, plantea una alternativa factible, fácil de implementar y que puede dar el soporte de una base nacional que es la que requiere actualmente el Poder Ejecutivo.

Lógicamente, el “Gabinete Sectorial” existente, conformado por los diferentes ministerios, debe seguir siendo el soporte funcional del Poder Ejecutivo, pero la articulación con las regiones fortalecería el tejido de una red nacional y facilitaría la compresión de las necesidades y prioridades de cada zona, en un país tan variado y complejo como el nuestro.

El “Gabinete Sectorial” podría estar dentro del tradicional modelo de organización funcional mientras que el “Gabinete Territorial” bajo el modelo matricial. Si analizamos el contexto actual, tenemos muy pocos años en este proceso de descentralización con regiones que aún son departamentos, pero ya podemos apreciar un alto nivel en muchas de las autoridades regionales elegidas, las que sumadas al buen nivel técnico del Gabinete Ministerial, se presentan como una enorme oportunidad para la integración del país.

En ese sentido, un tema fundamental es comprender que todos estos gabinetes son parte importante del Estado. Por ello que, una manera de definirlo sea como: “Una forma de organización social soberana que tiene el poder administrativo y de regulación sobre un determinado territorio”. Sin embargo, en el Perú mencionar la palabra “Estado”, nos lleva automáticamente a pensar solamente en el gobierno central, y muchas veces los gobiernos regionales y locales no se sienten parte de él, e incluso “le reclaman al Estado”, cuando en realidad tanto el gobierno central, como los regionales y locales son el verdadero núcleo del Estado, sobre todo en un país que promueve la descentralización.


Artículo publicado en la revista VOCES Nro 40-41. Junio 2012. Cajamarca. Asociación SER.