Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Nacido en Chanchamayo. Estudió Ciencia Política en la Universidad de San Marcos y Periodismo en la Universidad Jaime Bausate y Meza. Es consultor y editor.

Subregiones en Junín: ¿Descentralizacion real o sólo desconcentración?

En la segunda sesión del Consejo Regional de Junín, correspondiente al mes de febrero, se aprobó por votación unánime la propuesta de creación de la Subregión Alto Andina, conformada por las provincias serranas de Yauli, Junín y Tarma; y de la Subregión Selva Central, integrada por Chanchamayo y Satipo. Esta noticia ha generado gran expectativa en estas jurisdicciones, donde se considera como un paso más para descentralizarse política y económicamente de Huancayo. Pero, ¿cuáles son los alcances reales de esta propuesta?, ¿es correcto hablar de descentralización?, ¿existen antecedentes de éxito?

Además de la voluntad política de las autoridades de Junín, la creación de las subregiones Alto Andina y Selva Central responde a una imperativa necesidad de reorganización territorial en el departamento. Este acuerdo del consejo regional se basa en el modelo de subregión adoptado por los gobiernos regionales de Apurímac y de Pasco desde gestiones pasadas; al que, algunos analistas políticos locales, califican de positivo pero insuficiente.

Veamos un caso particular: la Gerencia Sub Regional de Oxapampa (GSRO) es un órgano desconcentrado del Gobierno Regional de Pasco y jerárquicamente depende de la Gerencia General Regional (GGR). Ejerce funciones por delegación de atribuciones, responsable de conducir las acciones de desarrollo socioeconómico en el ámbito de la provincia de Oxapampa. Tiene como labores principales: formular y proponer proyectos de inversión, coordinar con las gerencias regionales planes y programas de desarrollo,  orientar y dirigir la elaboración de estudios de preinversión, supervisar y controlar la ejecución presupuestal de actividades y proyectos, entre otros.

La GSRO es una gerencia con personal propio, ubicada en Oxapampa, pero incorporada en la GGR. Su presupuesto, funciones y decisiones están adscritas al plan de trabajo de la GGR. Este, más que un proceso de descentralización, es un proceso de desconcentración o delegación de funciones —llamada de descentralización elemental o «primitiva»—. La diferencia entre ambos, es que en la descentralización el funcionario ejecuta gastos, gestiona, toma decisiones y es responsable directamente de estas; mientras que en la desconcentración el funcionario puede ejecutar gastos, gestiona, toma decisiones basado en delegación y responde ante un funcionario superior.

¿Qué es lo novedoso de la propuesta para Junín? Según los reportes periodísticos, la Subregión Alto Andina y la Subregión Selva Central, comenzarán sus funciones el próximo año, ya que primero se necesita modificar el Reglamento de Organización y Funciones (ROF), el Manual de Organización y Funciones (MOF) y el Cuadro para Asignación de Personal (CAP) del Gobierno Regional de Junín. Asimismo, se informó que en su primer año las subregiones tendrán un presupuesto de 30 a 35 millones de soles cada una; y que, según estas gerencias demuestren capacidad de gestión el fondo económico irá en aumento. Pero, sin duda, el anuncio más alentador del gobernador Vladimir Cerrón Rojas fue que desde las subregiones se podrán elaborar perfiles y expedientes técnicos de las obras y/o proyectos; que como se sabe es el requisito que más retrasa la realización demoran meses e, incluso, añosde una obra.

Por lo pronto, se confirmó que el vicegobernador regional de Junín Fernando Orihuela Rojas, médico cirujano con maestría en gerencia pública, nacido en Huancayo, con estudios universitarios en Huancayo y con experiencia laboral en Chimbote, Pasco y su provincia natal, será el primer gerente de la Subregión Selva Central. A pesar de no haber tenido ningún vinculo profesional con la realidad de la selva central, Orihuela menciona que en marzo entrante trasladará su despacho de vicegobernador a la ciudad de Pichanaqui —en la provincia de Chanchamayo—, en cumplimiento a una propuesta de campaña y como medida de implementación para la futura Gerencia Subregional Selva Central.

En conclusión, las subregiones de Junín serán gerencias desconcentradas de la GGR que tendrán un ámbito de acción interprovincial; a diferencia de los gobiernos regionales de Apurímac y de Pasco que crearon una subregión por cada provincia, lo que hace más eficiente la transferencia local de algunas funciones administrativas y/o técnicas. Las subregiones contarán, desde el primer año, con un importante presupuesto, lo que les permitiría cumplir, básicamente, con sus funciones delegadas de ejecución y de gestión; y, finalmente, implementar una oficina para la realización de los perfiles y expedientes técnicos de las futuras obras y/o proyectos de sus territorios. Solo hay que esperar hasta el 2020.