Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Antropólogo con maestría en ciencia política.

¡Se promulgó la Ley de Búsqueda!

Cuando ya asomaba la preocupación entre los promotores de la Ley de Búsqueda de Personas Desaparecidas debido a la tardanza del gobierno en su promulgación, esta mañana dicha norma apareció publicada en el diario oficial El Peruano.

Este hecho constituye un acto de justicia logrado al final de un gobierno que no se ha destacado precisamente por sus aportes en materia de derechos humanos. Después de unos meses iniciales en los que se tuvo la expectativa de que esta temática fuera un elemento importante en la agenda gubernamental, perdió su impulso inicial, y no se ha notado en el último quinquenio un especial interés por avanzar en temas sensibles para un país que observa cotidianamente cómo se vulneran los derechos fundamentales de sus ciudadanos.

La creación del Viceministerio de Derechos Humanos, el impulso a algunos de los programas de reparación a víctimas de la violencia política o la creación del Registro de Víctimas de Esterilizaciones Forzadas constituyen algunos de los pocos avances que deben reconocerse, pero junto a ellos es larga la lista de temas que quedaron pendientes o sencillamente truncados.

Por eso no deja de ser relevante que esta ley sea hoy una realidad. El reconocimiento se le debe a las organizaciones de víctimas que desde hace décadas impulsan la búsqueda de sus los restos de sus seres queridos, empezando por la emblemática ANFASEP. Muchos nombres vienen inmediatamente a la memoria.

También es mérito de las instituciones y personas que acompañaron todo este tiempo a las víctimas: Defensoría del Pueblo, Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y sus miembros, Movimiento Para que no se repita, Comité Internacional de la Cruz Roja, la congresista Marisol Pérez Tello, organismos internacionales de derechos humanos, y un largo etcétera.

El consenso generado en torno a esta medida permitirá atender una deuda histórica. Su implementación será responsabilidad de la gestión de Pedro Pablo Kuczynski, por lo cual interesa conocer a la brevedad posible quién será el o la titular del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, quién se encargará del Viceministerio de Derechos Humanos y a quién se le otorgará la responsabilidad de llevar adelante la iniciativa aprobada en esta norma.

Colofón

Buenas noticias llegan también de Colombia. Las delegaciones del gobierno y las FARC-EP que negocian en La Habana anunciaron un acuerdo sobre el punto del “fin del conflicto”, uno de los últimos que estaba pendiente. Esto significa que se implementará pronto el cese al fuego “bilateral y definitivo”, es decir, el final de una confrontación de más de cinco décadas, el inicio del desarme y la apertura a un proceso no menos complejo de construcción de la paz. Un gran anuncio para Latinoamérica que espera con expectativa el momento de la paz en Colombia.