Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Pronunciamiento sobre la Amazonia

Foto Thomas Muller-SPDA

Los recientes incendios producidos en la Cuenca Amazónica, son la última señal de alerta sobre las graves consecuencias de su destrucción, originada en la acumulación de acciones del ser humano, la industria basada en energía fósil y el modelo extractivo imperante. No podemos seguir distrayendo nuestra atención sobre su conservación, a partir de falsos debates sobre fronteras frágiles y artificiales1, soberanías nacionales, patrimonio común de la humanidad o respuestas militares para proteger enclaves extractivos.

Las agresiones sobre la Amazonìa son múltiples y deben ser controladas YA! Una migración desordenada desde las alturas andinas, los impactos ambientales de las economías ilícitas, políticas públicas contraproducentes, como la Hidrovía Amazónica, la voracidad de empresas trasnacionales de transgénicos en soya y otros cultivos, el abuso de agro tóxicos, la invasión de alimentos industriales en nuestra alimentación, expansión de mono cultivos, así como diversas afrentas contra las culturas y derechos colectivos de los Pueblos Indígenas.

De acuerdo a los mayores estudios disponibles, estamos llegando a un grado de irreversibilidad, sumado a la pre existente inequidad y desigualdad social en importantes zonas del planeta. Así sucede en cuanto a la tasa de deforestación, extinción y desaparición de biodiversidad; vulnerabilidad climática alta por el cambio climático y el derretimiento de glaciares como consecuencia del calentamiento global; el incremento del nivel de las aguas oceánicas; el aumento de desastres naturales, el abuso en la explotación de recursos, la desertificación y la contaminación del agua dulce del planeta. Entre otros, los habitantes de la región andino amazónica, el Perú, la costa y ciudades como Lima, Santiago, Guayaquil, Trujillo o Piura, serán mayormente afectados.

Ante la gravedad de la crisis ambiental y la posibilidad de convertirse en escenario de sobrevivencia humana en un planeta moribundo; la proximidad de diversos eventos mundiales, desde el Pacto de Leticia2, el Foro Pan Amazónico 20203, la Cumbre sobre Acción Climática en la ONU, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP 25, en Santiago de Chile, el próximo Sínodo Pan Amazónico; debemos evitar se conviertan en letra muerta. Es urgente la adopción de medidas concretas, medibles y revisables, en todos los niveles de gestión de Gobierno:

  1. Reordenamiento y fortalecimiento de institucionalidad del Estado sobre agua, recursos, actividad agraria, forestal y minera, áreas naturales protegidas, priorizando la conservación amazónica y no solamente el crecimiento y la acumulación.

  2. Reformas sustantivas en el sistema educativo en todos los niveles para priorizar la importancia y responsabilidad de seres humanos, comunidades y otras entidades en la conservación de la Amazonia.

  3. Revisar la doctrina de los Planes de Seguridad Nacional y las misiones de nuestras Fuerzas Armadas y Policía Nacional, para incluir de forma prioritaria la conservación de la Amazonía y su biodiversidad; provocar el re-despliegue táctico y estratégico con este fin, sin invadir la jurisdicción indígena, evitando cualquier forma de criminalización e incluyendo las acciones de monitoreo y vigilancia, cooperación internacional y humanitaria.

  4. Priorizar las garantías necesarias para culminar el proceso de reconocimiento y titulación de comunidades campesinas y nativas, que incluya el reconocimiento de la propiedad integral sobre su territorio, la propiedad plena sobre sus bosques primarios, sumado al otorgamiento de capacidad de monitoreo, vigilancia del territorio, y reconocimiento a la justicia indígena, su reconocimiento político como Pueblos y sus propios modelos de desarrollo, que exceden largamente una consulta previa endeble e insuficiente4;

  5. Revisar la política exterior del Perú y de otros países Andinos y Amazónicos, para adecuar los regímenes, temas y/o mecanismos tales como los de carácter económico, financiero, comercial, los políticos y los de integración, a la necesidad de priorizar la conservación de la Amazonía, de lograr una Alianza de Ambición Climática propuesta por Chile, así como procesos más ambiciosos en la determinación de contribuciones nacionales, para lograr una oportuna neutralidad de carbono mediante instrumentos y procedimientos internacionales socialmente exigibles, jurídicamente vinculantes, y, verificables.

  6. Revisar todos los planes, (mega) proyectos, programas de inversión, regímenes administrativos y tributarios, que los Gobiernos ejecuten o vayan a ejecutar en un futuro próximo, y que pudieran representar una afectación visible sobre el entorno amazónico.

  7. Revisión de las políticas económicas y sociales de nuestros países, para incluir de manera prioritaria la necesidad de asegurar ordenamiento territorial, el desarrollo sostenible, el uso racional de los recursos, y el cambio de matriz energética.

1 SANTOS GRANERO Fernando, “Las Fronteras son Creadas para ser Transgredidas”, en Fronteras y Diálogos: Andes y Amazonía, Serie Diversidad Cultural 2, Ministerio de Cultura, Octubre 2014.

2 https://www.gob.pe/institucion/rree/noticias/50579-pacto-de-leticia-por-la-amazonia

3 https://www.forosocialpanamazonico.com/en-satipo-foro-panamazonico-realizara-segunda-reunion-nacional-peru-camino-a-ix-encuentro-internacional-en-colombia/

4 Informe “Situación de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas y Tribales de la Pan Amazonía”, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, septiembre 2019. https://www.oas.org/es/cidh/informes/pdfs/Panamazonia2019.pdf