Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Perdón por ser mujer

Perdón por ser mujer

Perdón por ser niña, por querer jugar en el parque y no darme cuenta que te incitaba a violarme.

Perdón por ser hija, y no tener los mismos derechos que mi hermano.

Perdón por ser esposa, y no saber que mi lugar está en la cocina.

Perdón por ser esposa y serrana, y no darme cuenta que no valgo nada para mi esposo y mi país.

Perdón por ser mujer serrana, indígena, ignorante, y pobre; y por creer que existe justicia para mí cada vez que el Estado me usa, me viola o me esteriliza.

Perdón por ser madre, y no defenderme de los golpes de tu padre para que tú, hijo mío, no me reclames el no tener una familia completa.

¡Perdón por ser mujer!

Perdón por ser mujer, por tomar alcohol, y luego hacerme la víctima si algo malo me sucede.

Perdón por usar ropas ligeras, aún si hay 30 grados afuera.

Perdón por tener 30 años, por haber decepcionado a mi familia y no conseguir un esposo, aun cuando yo no quiera casarme.

Perdón por “permitir” que mi pareja me golpee y viole cuando quiera. No es culpa suya, sólo es mi pareja.

Perdón por sentirme ofendida cuando me dicen que yo lo “permitía”, aun cuando él me amenazaba y me denigraba cuantas veces quería. La culpa sólo es mía.

Perdón por no haber dejado que mi pareja me mate para que recién la justicia me de la razón. Aunque ya esté muerta.

Perdón por ser mujer lesbiana, por creer que soy un ser humano, y por creer que soy algo más que la fantasía porno de un hombre.

Perdón por ser trans, perdón por sentirme mujer desde que amanece el día hasta que alguien me cierra los ojos a golpes.

Perdón por ser mujer.

Perdón por no ser lo que todos esperan; y por no querer ser más un objeto.

Perdón por creer que al igual, que todos pueden protestar por un tema específico, también puedo hacerlo yo. Perdón por querer romper el silencio, y por no seguir callada nunca más.

Perdón por ser mujer…

Perdón, mil veces perdón, sí, pero sólo a la mujer que está en el espejo, y por no haberla dejado hablar antes.

 

Ni una menos.