Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

¿Nuevos aires en la política cajamarquina?

Luego de los resultados de las elecciones regionales y municipales, en Cajamarca se respira un aparente nuevo aire en la política.

La región.

Aunque en las encuestas se haya dado por favoritos a Porfirio Medina del Movimiento de Afirmación Social (MAS) y a Absalón Vásquez de Podemos Perú (PP) en una posible segunda vuelta; en las urnas, la población decidió posicionar a Mesías Guevara de Acción Popular (AP) y a Walter Benavides de Alianza para el Progreso (APP).

La población decidió cerrarle paso al MAS. Una de las principales causas del movimiento de votos han sido los desaciertos en su gestión de 8 años en el gobierno regional, y severos cuestionamientos en la adjudicación de algunas obras. La unión de fuerzas sociales y políticas conformada principalmente por las Rondas Campesinas y el magisterio se desplomó, especialmente después de desconocerse las elecciones internas realizadas el año pasado, poniendo como candidato a Medina. Observándose que varios simpatizantes y ex militantes de Patria Roja terminaron apoyando a Mesías Guevara.   

De otro lado, aunque se pensó que Absalón Vásquez esta vez tendría la oportunidad de ocupar el sillón a gobernador en su tercer intento, no ocurrió y quedo relegado en el cuarto puesto. Dos situaciones han sido determinantes para ello. Una es que le ha jugado una mala pasada la asociación nombre-símbolo, el “torito” dejó de ser el partido que lo acogía.l. Y segundo, la caída de la imagen del fujimorismo que termino afectando al ex ministro de Alberto Fujimori.  

Tener a Walter Benavides en una segunda vuelta, ha sido producto del trabajo realizado por los partidarios de APP. Y porque la alternativa “Medina – Vásquez” no fue bien recibida por el electorado, convirtiéndose en la opción contra el continuismo y la corrupción, pese a haber sido parte del MAS hasta el 2017.

En ese sentido, esta segunda vuelta tendrá la sombra del MAS sobre ambos candidatos, lo que tendrá que ser deslindado, para que no les juegue en contra.

Ahora bien, esta no ha sido una elección de candidatos por las propuestas que hayan presentado. Los debates en los que han participado los candidatos al gobierno regional no han sido determinantes para las preferencias, sino más bien el “¿Cuánto has hecho por nosotros?” y “quien es el mal menor”. Quizá por ello, el MAS sólo ha ganado en una de las 13 provincias de la región.

El nuevo gobernador deberá tener mucho cuidado con el proceso de transferencia y ser oportuno para comunicar de eventuales actos fuera de la ley que observe. Y sobre todo no caer en negociaciones que lo perjudiquen.

La provincia tiene alcalde

El nuevo alcalde para la provincia de Cajamarca es el abogado Andrés Villar. Quien ha obtenido un buen porcentaje de votos gracias al equipo técnico que tiene detrás, y que son expertos municipalistas. El nuevo alcalde tiene dos grandes retos que debe atender urgentemente, la dotación de agua de calidad y la reorganización del transporte urbano.

Atrás quedaron Sergio Sánchez de APP y Jesús Julca de Somos Perú.

Es posible que a Sánchez una de las cosas que le ha restado en estas elecciones ha sido su paso por el MAS, y algunas personas que se unieron a la campaña

A Jesús Julca, se le presentaron varios anticuerpos durante esta campaña. Los resultados de su gestión como ex alcalde del distrito de Baños del Inca fue uno de ellos. Si bien no tiene sentencia firme que determine su participación en actos de corrupción, no quita lo cuestionable de las obras que dejó, muchas de ellas han sido auditadas por la Contraloría encontrándose actualmente en investigación a nivel fiscal y en el Poder Judicial, como el caso del mercado de abastos y la construcción de pistas. Además ser el gerente de la gestión del MAS y su posible candidato le restó mucho más.

Es interesante ver que durante esta campaña una de las mayores necesidades, el acceso al agua de calidad, ha sido atendida por propuestas como la de los pozos tubulares, que en un principio fue hecha por el candidato Teodoro Palomino de Unión por el Perú y es recogido por la mayoría de candidatos e incluso por el ganador. Hay que tener en cuenta cómo será atendido este problema.

De otro lado no podemos olvidar que la ciudadanía es un actor importante, nuestra vigilancia ahora debe ser persistente, no podemos seguir tolerando actos de corrupción en estas nuevas gestiones. No estamos para seguir perdiendo nuestro dinero. Y es bueno recordar que es nuestro y no de los gobernantes.