Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

¿Más cuarentena? ¡Que fácil!

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Julio Failoc Rivas.

La opinión pública, desde que se inició la pandemia del covid-19, se ha enfrentado a un gran dilema sobre que es más importante: ¿la salud o la economía? Sin embargo, en términos prácticos, la economía y la salud, han sido como dos automóviles que van por el mismo carril, pero en sentido contrario. ¿La solución es más cuarentena?

Desde esta columna hemos venido sosteniendo que esta falsa dicotomía, no nos ha permitido contar con una estrategia efectiva para enfrentar los efectos de la pandemia. Se reconoce que gran parte de las medidas del gobierno central han sido acertadas, pero incompletas, y con muy poco tino para involucrar a la población, y los gobiernos locales y regionales.

La cuarentena fue acertada, pero tuvo sus límites al no considerar la informalidad de nuestra economía en la estrategia sanitaria, variable que fue la causante de la ruptura del aislamiento social mucho antes que el gobierno la levantara, disparándose los contagios a los niveles en la que nos encontramos.

En Tacna y Moquegua, en un poco más de un mes, se han más que triplicado los contagios y las muertes por covid-19, y el sistema de salud está muy cerca de colapsar. Lo más lamentable es que todo esto se pudo evitar, si en su momento, el responsable del Comando Covid de Tacna, hubiera implementado las medidas que un equipo de profesionales, le recomendó para detener los niveles de contagio y el colapso del sistema de salud.

Para muestra un botón. En el documento trabajado para Tacna, denominado “Estrategia de prevención sanitaria y socioeconómica para hacer frente al covid-19” diseñado por un equipo de profesionales conocedores del tema, recomendaba crear un “cerco de protección” para las personas adultas mayores y los grupos poblacionales que tienen enfermedades con riesgo de muerte si se contagian con el virus.

Era lógico plantear esta medida, porque, lamentablemente son los adultos mayores y los pacientes en riesgo, los únicos que pueden hacer colapsar un sistema de salud tan frágil y con muy poca capacidad de respuesta como el de Tacna. Una persona contagiada, con éstas características, requiere hospitalización, UCI y respiradores mecánicos. Un dato: de los 10 pacientes que usan respiradores, solo 3 se salvan.           

Ahora el jefe del Comando Covid Tacna ha terminado por confesar que los contagios se van a disparar a 100 por día, y ha apelado a lo más fácil: proponer al gobierno extender la cuarentena a Tacna hasta el 31 de julio, cuando sabe (aunque es posible que no), que cerca de dos tercios de los pobladores viven al día. 

¿Y por qué en lugar de pedir más cuarentena no siguen las recomendaciones de proteger a la gente que se puede morir? Mucha chamba, ¿no? Seguiremos informando…