Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

La planificación regional-local

Una de las principales críticas desde los ámbitos provinciales y distritales hacia el Gobierno Regional es la ausencia de un trabajo coordinado. La existencia de planes de desarrollo concertado, planes estratégicos institucionales o la implementación de procesos de presupuesto participativo, entre otras herramientas, no parecen haberse traducido en sinergias claras que fomenten el mejor uso de los recursos con el fin de atender las problemáticas más urgentes, que por supuesto, van más allá del tema de infraestructura. Por el contrario, lo que ocurre es una superposición de actividades, proyectos mal focalizados y poca claridad en las prioridades.

Las herramientas antes mencionadas no podrán lograr impactos positivos si no se toma en cuenta algunas consideraciones: El peso real atribuido a la planificación, así como los procesos de discusión y participación necesarios para la misma; la disposición de recursos que se otorga a las oficinas encargadas de este tipo de procesos; la importancia del monitoreo y evaluación, con el fin de identificar el progreso de los avances y el cumplimiento de las tareas asignadas entre las diversas autoridades y funcionarios.

Estos puntos deben asumirse tanto en el ámbito regional como local, pues desde un enfoque de gobernanza, cada uno de ellos, junto a la ciudadanía y los actores privados y gubernamentales, cumplen roles para fomentar el desarrollo local. Si bien no hay una fórmula que asegure el desarrollo y haga que los procesos sean menos complejos, estos podrían ser puntos de base orientados a ese fin. La planificación, bien realizada, es una inversión y no un gasto.


Artículo publicado en la revista CABILDO ABIERTO Nro 64. Junio 2012. Puno. Asociación SER.