Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

La encuesta de los poderosos

Foto: Canaln

Julio Failoc Rivas

Recientemente ha salido a la luz la XL Encuesta de Poder que publica todos los años la Revista Semana Económica e Ipsos Perú, donde Daniel Urresti aparece en el primer lugar con 25% a la pregunta sobre quien será el próximo presidente de la República. ¿Es ésta la percepción real de los electores? ¿Habremos hecho algo malo para merecer estos resultados? A continuación, intentaremos responder estas que nos asaltan a un poco más de siete meses de las elecciones.

En principio hay que aclarar que no se trata de una encuesta dirigida a la población con los parámetros que exige una muestra significativa, con los niveles de confianza y error correspondiente, como para decir que es el pulso electoral de cara a las elecciones al 2021. No de ninguna manera, la encuesta publicada, por Semana Económica e Ipsos Perú, son entrevistas que se les hace todos los años a 180 empresarios y líderes de opinión para recoger sus percepciones sobre los más “poderosos”.

Lo que refleja la Encuesta de Poder son solo la percepción de los 180 entrevistados, que ni siquiera se puede generalizar y afirmar que se trata de la opinión de todos los empresarios o líderes de opinión, así de simple y real son los resultados que cualquiera que conozca un poco de estadística lo puede corroborar.

La entrevista trae otra información menos difundida como, por ejemplo, a la pregunta de “quién debería ser el próximo presidente”, la respuesta favorece al ex premier Salvador del Solar con un 31% de los entrevistados. Sin embargo, algunos medios interesados pusieron en relieve el 25% de Urresti, como para asustar a la gente, sin siquiera mencionar que se trata de un empate técnico con Forsyth, quien realmente encabeza, por el momento, las preferencias electorales.

Lo que se percibe detrás de los resultados de la encuesta de los poderosos -en la que ubican a Daniel Urresti en primer lugar (empatado con George Forsyth)- son los miedos que tienen por lo que podría ocurrir en las próximas elecciones. Les aterra que un populista como él pueda llegar al poder. ¿Entonces, alguien podría creer que la cuarta parte de los entrevistados muestre una preferencia hacia éste candidato?       

Lo que los empresarios de la CONFIEP deben hacer es dejar de interferir en los asuntos electorales para no otorgarles poder a los que no lo tienen. No se necesita recordarles el fracaso en casi todas sus apuestas electorales.  

La candidatura de Urresti –o la de otro desbocado- solo será viable si hay interferencia de los poderosos, en consecuencia, están advertidos. Calladitos se ven más bonitos.

Solo recuerden la famosa frase de Séneca a Nerón: “Tu poder radica en mi miedo; ya no tengo miedo, tú ya no tienes poder”. Y si tú no tienes poder yo tendré la libertad de elegir como quiero vivir y por quién debo votar en las próximas elecciones.