Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Abogado peruano, ex Presidente Ejecutivo de DEVIDA, Director del Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos, CIDDH

IV Foro Internacional sobre la hoja de coca

Mientras en el Perú la prensa oficial y los impulsores de políticas de drogas basadas en la militarización y la criminalización del movimiento social se desgañitan en acusaciones adelantadas contra líderes y movimientos sociales de la Selva Alta, entre el 14 y 16 de agosto se realizó en La Paz el IV Foro Internacional sobre la Hoja de Coca. El evento fue organizado por el CIDDH y APEHCOCA, y contó con el auspicio del ministerio de Gobierno, CONALTID y el viceministerio de la coca bolivianos, además del apoyo financiero del Open Society Foundation.

Al Foro llegaron 18 expositores internacionales que conocen e investigan sobre la coca y su relación con la salud y la alimentación desde hace décadas; entre ellos, el botánico Andrew Weil, los antropólogos Anthony Henman (Mamacoca, Brasil), Alejandro Camino (Museo de Plantas Sagradas de Cusco), Estelina Quinatoa (ministerio de Cultura del Ecuador) y otros representantes de Colombia, Argentina y Perú. El evento fue inaugurado y clausurado por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y contó con la participación de aproximadamente 600 personas en la inauguración y 180 durante el desarrollo del evento.

Al mismo tiempo, en las cercanías del Foro se llevó a cabo una interesante feria de productores y empresarios bolivianos, argentinos y peruanos, que presentaron diversos productos provenientes de la hoja de coca. El mismo resulta estratégico luego que Bolivia fuera readmitida en la Convención Única de Estupefacientes de 1961, que colocó la coca en la Lista Uno y que mandaba prohibir el acullicu durante 25 años.

Ahora, el presidente Evo Morales está moviendo la diplomacia boliviana para colocar –en un futuro próximo- el tema de la exportación de productos lícitos, principalmente entre los países del ALBA, pese a la prohibición expresa de una Convención hecha a medida de los intereses de trasnacionales como la Coca Cola. Al finalizar el evento, los académicos presentes se dirigieron al presidente boliviano, a través de una carta, en la que se le dice:

“Recuperar la dignidad de la hoja de coca, y posibilitar su desenvolvimiento como solución sanitaria para la humanidad, amerita una estrategia similar a la ejecutada por su gobierno, ante la Comisión de Estupefacientes desde el 2009. Lo que implica solicitar a Naciones Unidas la reclasificación de la hoja de coca y así corregir el error histórico y facilitar la exportación y comercio internacional”

Se espera que el V Foro pueda encontrar al movimiento continental dedicado a la reivindicación de los usos legales y modernos de la hoja de coca, debidamente insertado en el proceso de reforma hemisférica de las políticas de drogas y que un país vecino, como Argentina o Ecuador, puedan albergar la próxima cita.