Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Incendiar la Pradera

“Dejar de buscar un Inca,
construir una nueva tradición radical”.
JLR.

Image removed.

En su reciente libro, “Incendiar la Pradera, un ensayo sobre la revolución en el Perú”, José Luis Rénique ha resumido, en un sugerente ensayo, el curso de lo que ha denominado “una tradición radical”, cuyos orígenes se rastrean en una frustración previa, la de los liberales decimonónicos, y se configura luego, tras la emergencia de una herida sensibilidad nacionalista, debida a la derrota de la Guerra del Pacífico.

La post guerra y la subsecuente reconstrucción de la sociedad nacional movilizan una reflexión crítica en el seno mismo de la vanguardia letrada de la república criolla. A lo largo del relato que nos propone Rénique, contemplamos cómo esa vanguardia crítica encarnará, en sucesivos momentos, una idea y también un deseo: El de un encuentro entre ésta con ese otro “verdadero Perú”, conformado por la multitud de indígenas que habitaban los Andes.

El recurrente empeño intelectual y político por hacer realidad ese encuentro configura la tradición radical peruana. Esta marcará un tiempo en el que se buscará promover una revolución transformadora, un cambio capaz de producir un país más real, una “nación radical” en la que los “indígenas” fuesen realmente los hacedores de una estampa nacional.

En este ensayo surge la idea de la “nación radical”, una imagen contrapuesta a la república sustentada en la servidumbre y la postergación de los más. Originada en la reflexión de Gonzáles Prada, esta “nación radical” orientará la marcha de intelectuales y activistas políticos a lo largo del siglo XX, con resultados en los que resaltan sobretodo la derrota, la adaptación o el extremismo ideológico y homicida. Tres ciclos identifica Rénique en esta trayectoria: Uno primero, destacado por la seña de Haya y Mariátegui; uno segundo, en el que destacan la figura de Hugo Blanco y el campesinismo de los años sesenta, y finalmente, un último ciclo, enmarcado en el contexto de una nación post-oligárquica, en la que la revolución militar velasquista, la nueva izquierda populista y la “guerra popular” del PCP-Sendero Luminoso llevarán a más de un desenlace.

Incendiar la Pradera…” es un balance y una revisión crítica desde la perspectiva de un historiador que ya nos ha ofrecido lúcidas reflexiones y narrativas sobre el devenir de la tradición radical peruana. Un ensayo bibliográfico y una entrevista al autor acompañan este trabajo, como apéndices, retomando una reflexión sobre el devenir de nuestras convenciones nacionales, revisando las imágenes que han emblematizado hasta hace muy poco los sentidos y sentimientos de pertenencia a un país que ya no es el mismo que soliviantó el radicalismo de antaño.