Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Hasta que la dignidad se haga costumbre

Crónica de la protesta chilena y el despertar de los fantasma dictatoriales

Los amigos del barrio pueden desaparecer

Los cantores de radio pueden desaparecer

Los que están en los diarios pueden desaparecer

La persona que amas puede desaparecer

Los que están en el aire pueden desaparecer en el aire

Los que están en la calle pueden desaparecer en la calle

Los amigos del barrio pueden desaparecer

Pero los dinosaurios van a desaparecer

“Los dinosaurios”, de Charly García

-------

Escribir estos párrafos me ha sido difícil y me he tardado días que se han vuelto semanas, debido a los sentimientos que brotan de lo más interno de mi ser, al leer noticia tras noticia, ver imagen tras imagen y vídeo tras vídeo. Pero también por el respeto de la distancia. Me encuentro viviendo desde mi tranquila vida limeña la revuelta de octubre, como algunxs ya han decidido llamarla. Distancia que significa que son otras y otros los que han puesto sus cuerpxs para exigir justicia social y han levantado la voz para reclamar que la dignidad se haga costumbre. Antes que todo, mis respetos a ellas y ellos, por aquellxs que siguen estando en cada esquina, por aquellxs que han perdido uno de sus ojos, por aquellxs que la tortura ha vuelto a ser experimentada en sus cuerpos, y por aquellxs que ya no estarán nunca más con nosotrxs.

Como breve recuento, el día domingo 6 de octubre se anunció el alza de $30 pesos (USD 0.042) en el pasaje del Metro de Santiago en horario punta (de 7:00 a 8:59 hrs. y de 18:00 a 19:59 hrs.) y $10 pesos (USD 0.03) en los buses. El alza provocó la molestia de la población de la capital, manifestándose en el llamado a evadir el pago. Por medio de convocatorias realizadas en las redes sociales la población comenzó a organizarse para reunirse en las afueras de las estaciones de metro en horarios determinados para evadir en masa. La convocatoria comenzó a aumentar día a día, incitada más aún con los irónicos dichos de los ministros de Economía y de Hacienda, quienes nos recordaron la famosa frase apócrifa de la reina María Antonieta, degollada en plena revolución francesa, “si no tienen pan, que coman pasteles”. El primero, Andrés Fontaine, declaró el 8 de octubre “El que madruga será ayudado con una tarifa más baja”. El segundo, Felipe Larraín, el mismo 8 de octubre llamó a los románticos, debido a los resultados de los indicadores de precios al consumidor, a comprar flores, ya que habían bajado de precio, aludiendo burlescamente al alto valor del costo de la vida.

En Chile, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), las familias promedio de tres a cuatro miembros gastan USD 1.496 ($1.121.000 pesos chilenos), mientras que el salario promedio es de USD 550 ($411.000 pesos chilenos), el mismo que es recibido por el 50% de la población económicamente activa. Estos datos, como lo señala la Fundación SOL, explican uno de los grandes problemas de la sociedad chilena, la desalineación salario-gasto, que genera una deuda en 11 millones 300 mil personas (el 60% de una población de 18 millones) de USD 5.800 ($4.400.000 pesos chilenos).

Quizás estos datos por si solos no alcanzan a hacer comprensible el malestar. Para ello es necesario mirar los datos del Ingreso Bruto Anual. En Chile el PBI per cápita es aproximadamente de USD 24.000 (multiplique los datos anteriores y se dará cuanta que no encajan). Esto se explica debido a que el 0,1% de la población (unas 18 mil personas) concentra un ingreso mensual per cápita de USD 109.479 ($82.000.000 pesos chilenos).

Pasó una semana completa de evasiones, inicialmente convocadas y realizadas por los estudiantes secundarios. Al inicio de la segunda semana de evasiones masivas, la ministra de Transporte, Gloria Hutt, reaccionó molesta contra la protesta ya que, según sus propios dichos, “los escolares no tienen un argumento, no aumentó la tarifa para ellos”, sin tomar en consideración el grado de conciencia que ellos pueden tener respecto al grado de desigualdad que se vive en Chile, y que viven cotidianamente sus propias familias. Las evasiones continuaron, obteniendo el apoyo popular. Familiares cercanos me cuentan que al llegar al Metro se veía a un grupo de gente realizando consignas en el interior de las estaciones, y que cuando te aproximabas a los torniquetes la multitud comenzaba a cantar “Evadir, no pagar, otra forma de luchar”.

protesta chile

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-50106555

La historia que sigue es conocida. El viernes 18 de octubre, debido al aumento descontrolado de la manifestación, y que ya no solo tenía lugar en el interior de las estaciones, sino también en las afueras, cortando calles y quemando instalaciones de las propias estaciones de Metro, el ministro del Interior, alrededor de las 7 de la tarde, invocó la ley de seguridad interior del Estado para quienes fueran detenidos en las manifestaciones. La respuesta del gobierno fue sentida como una incomprensión del malestar social y “vandalización” del movimiento social –e incluso me atrevería a decir como una incipiente declaración de guerra-. Y contra lo deseado por el gobierno, el movimiento se radicalizó. Mientras Santiago ardía con centenares de barricadas, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, se encontraba comiendo pizza con su familia, en una celebración familiar. Otra imagen que fue sentida por la población y divulgada inmediatamente vía redes sociales, como una burla y desconexión con la vida real de miles de chilenxs.

protesta chile

Fuente: https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/region-metropolitana/2019/10/18/molestia-por-foto-de-pinera-en-cumpleanos-de-nieto-en-medio-de-ola-de-protestas-en-santiago.shtml

Y al parecer, la pizza terminó por inspirar a Piñera. Regresó a las horas al Palacio de La Moneda y decretó Estado de Emergencia, entregando así a las Fuerzas Armadas el control de las provincias de Santiago y Cordillera, que son más de la mitad del territorio de la región Metropolitana y donde viven 5 millones y medio de personas (el 30.5% de la población total del país). Así, nuestras peores pesadillas y fantasmas despertaron.

El mismo viernes las calles comenzaron a ser patrulladas por militares con sus fusiles a cuestas, y que fueron más claramente visibles desde los primeros rayos del sol que despuntaron al amanecer del sábado 19. Y la protesta en vez de amainar, se expandió. Concepción, Valparaíso, La Serena, Temuco, y una infinidad de ciudades y pueblos, se sumaron, extendiéndose a la vez el Estado de Emergencia y el toque de queda a todas ellas. El resumen, el hashtag #NoSon30pesosSon30Años, aludiendo a los 30 años de democracia que ha sostenido el modelo económico neoliberal legado por la dictadura de Pinochet. De hecho, el endeudamiento de la población es resultado de las políticas económicas que han servido para enriquecer a cierto grupo de chilenos, y endeudando a la gran mayoría durante estos 30 años, con la promesa de que esas deudas nos permitirían obtener beneficios y mejorar nuestras condiciones de vida. Pero el endeudamiento en vez de desaparecer, aumentó y la población endeudada también. Peor aún, las deudas se transformaron en solo costos y no en beneficios para buena parte de la población.

protesta chile

Fuente: https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/chile/2019/10/23/gobierno-decreta-llamado-a-personal-de-reserva-del-ejercito-ante-crisis-en-chile.shtml

Inicialmente, el Jefe de Defensa Nacional designado, Javier Iturriaga del Campo, “limitó” el actuar militar solo a patrullajes. Sin embargo, debido a que las manifestaciones no cesaron el día sábado, sino que aumentaron, decidió declarar el toque de queda, que no fue respetado por la población, como una demostración de no tener miedo. Pero no fue necesario no respetar el toque de queda. Desde el mismo día viernes (18 de octubre) y los días que han seguido (hasta ahora mismo mientras me encuentro redactando esta columna), la represión ha sido desatada. Incluso, posterior al fin del Estado de Emergencia y el regreso de los militares a los cuarteles, después de diez días de excepcionalidad constitucional.

El saldo de estas cuatro semanas ininterrumpidas de protestas, que han tenido la respuesta violenta y represiva de las Fuerzas Policiales y Armadas, ha sido 5.565 personas detenidas, 1.915 personas heridas, 23 personas asesinadas, 52 personas querelladas por violencia sexual, y lo que más ha llamado la atención 182 personas con daños oculares y/o pérdida del globo ocular (información del Instituto Nacional de Derechos Humanos que contabiliza lo sucedido entre el 18 de octubre al 8 de noviembre). ¿Cómo ha sido posible este grado de violencia desatada por parte del Estado? ¿Acaso no habíamos dicho como sociedad “Nunca Más” después de 17 años de dictadura militar?

Además del repudiable actuar de los Carabineros de Chile, que han disparado balines de goma y acero a quemarropa y sin la intención de disuadir sino dañar a quienes se manifiestan, golpeando sin ninguna tregua con sus bastones de fierro, el comportamiento de los militares no quedó atrás. Las noticias durante esos días corrían con gran velocidad. Los videos de represión desmedida solo se podían entender por el grado de desidia de los agentes militares por el respeto a los derechos humanos. ¿Y qué grado de respeto pueden tener integrantes de una institución que nunca ha pedido perdón por lo cometido en la dictadura de Pinochet, y qué siguen acogiéndose al discurso de los “excesos” e incluso  al de “los costos necesarios”? ¿Qué respeto puede tener una institución y sus miembros que siguen guardando silencio por esos pactos de sangre que realizaron en las sesiones de tortura y de ejecuciones extrajudiciales? La impunidad con que la sociedad chilena se acostumbró a vivir es parte culpable de todo esto. Porque nos dijeron que teníamos que tenerles miedo a los militares, porque cuando ellos quisieran podían volver y quitarnos esto que se llama democracia, y es ese miedo el que se vio superado cuando la población no respetó el toque de queda; porque más miedo hay a que nada cambie y todo siga igual.

protesta chile

Fuente: https://www.publimetro.cl/cl/noticias/2019/10/21/juegos-guerra-inusual-exagerada-reaccion-del-ejercito-escuela-militar.html

Porque los que bombardearon La Moneda el 11 de septiembre de 1973 -los mismos que hoy reprimen en la calle y gobiernan desde el Palacio Presidencial- tiempo antes habían comenzado a boicotear el proceso de transformación, de justicia social que significaba la Unidad Popular. (Y esto es clave, porque el proyecto liderado por Salvador Allende, no es un proyecto derrotado, sino truncado.) Diecisiete años después de ese 11 de septiembre, que significó detenciones ilegales, torturas, centros de detención y asesinados (cualquier parecido a la actualidad no es mera coincidencia), se iniciaron 30 años de neoliberalismo descarnado, instaurado por y en la propia dictadura. El resultado de ello es lo que hoy explotó en la cara. Y consignas como “El Pueblo Unido será vencido” retoman vigencia.

Lo que está sucediendo en Chile hoy, me ha hecho recordar muchas de las cosas leídas e incluso escritas por mí. Y no dejo de pensar en lo que alguna vez leí y tomé para uno de mis textos. La historiadora María Angélica Illanes, reflexionando en torno a la memoria de la dictadura de Pinochet, se preguntaba “¿Qué es lo que sus cuerpos mutilados [de los asesinados por dictadura] encarnaban? O, para decirlo de otro modo, ¿cuál era el proyecto que mataron esos cuerpos? ¿Cuál era la biografía colectiva del obrero Pedro, arrojado en el paradero 5 de Vicuña Mackenna?” (2002: 15). Los deseos del obrero Pedro pareciera que se reencarnaron y hoy grita fuerte “¡Hasta que la dignidad se haga costumbre!”.

 

protesta chile

Fuente: Plaza de la Dignidad, ex Plaza Italia. Viernes 8 de noviembre de 2019. Autor Julian Suzarte

 

BIBLIOGRAFIA

“Protestas en Chile: cuál es el costo de la vida en este país comparación con otras naciones de América Latina”. En: <https://www.bbc.com/mundo/noticias-50086133> Última revisión 09 de noviembre de 2019

“Fundación SOL: ‘En Chile hay una gran desalineación entre los salarios, el PIB y el costo de vida’” En: <http://www.fundacionsol.cl/2018/07/fundacion-sol-en-chile-hay-desalineacion-entre-salarios-pib-y-costo-de-vida/> Última revisión 09 de noviembre de 2019

“Molestia por foto de Piñera en cumpleaños de nieto en medio de ola de protestas en Santiago” En: <https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/region-metropolitana/2019/10/18/molestia-por-foto-de-pinera-en-cumpleanos-de-nieto-en-medio-de-ola-de-protestas-en-santiago.shtml > Última revisión 09 de noviembre de 2019

“Se enojó: El duro mensaje de la ministra de Transportes a estudiantes por avalancha masiva para evadir el Metro”. En: <https://www.theclinic.cl/2019/10/15/se-enojo-el-duro-mensaje-de-la-ministra-de-transportes-a-estudiantes-por-avalancha-masiva-para-evadir-el-metro/> Última revisión 09 de noviembre de 2019

“Piñera decreta Estado de Emergencia en provincias de Santiago y Chacabuco tras jornada de caos”. En: <https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/chile/2019/10/19/pinera-decreta-estado-de-emergencia-ante-caos-que-azota-a-santiago.shtml> Última revisión 09 de noviembre de 2019

“Fontaine y su llamado a ‘madrugar’ para ahorrar en el metro: ‘Preferiría haberlo dicho de una manera distinta’”. En: <https://www.latercera.com/politica/noticia/fontaine-llamado-madrugar-ahorrar-metro-preferiria-haberlo-dicho-una-manera-distinta/866433/> Última revisión 09 de noviembre de 2019

“Ministro Larraín pide que “románticos” compren flores para reactivar economía”. En: <https://www.radiozero.cl/noticias/actualidad/2019/10/ministro-larrain-pide-que-romanticos-compren-flores-para-reactivar-economia/> Última revisión 09 de noviembre de 2019

Illanes, María Angélica (2002). La batalla por la memoria. Santiago: ED. Planeta-Ariel.