Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Elecciones del 2018 y 2021 en riesgo

Desde hace varias semanas distintos medios de comunicación vienen difundiendo una serie de denuncias que involucran al jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales – ONPE, así como otros funcionarios y ex funcionarios de dicha institución, en la comisión de irregularidades tendientes a facilitar la inscripción electoral del partido político Podemos Perú de propiedad del ex congresista José Luna. Estos hechos de por sí preocupantes, se agravan aún más si se tiene en cuenta la propia elección como jefe de la ONPE de Adolfo Castillo Meza, quien según varios indicios obtuvo un trato favorable en la evaluación realizada por el Consejo Nacional de la Magistratura, lo que le permitió acceder a la dirección de la entidad clave para garantizar la idoneidad y transparencia de los procesos electorales de este y los siguientes años.

En cualquier otro lugar del mundo, este tipo de hechos se encontrarían en el centro del debate político y seguramente serían rechazados por todos los grupos políticos interesados en fortalecer las reglas de elección democrática, sin embargo nada de eso ha ocurrido en nuestro país, lo que demuestra una vez más el escaso interés de la actual clase política peruana – cuyos integrantes sólo están interesados en acudir a eventos deportivos y en ajustar cuentas con sus rivales – para salvaguardar la independencia y legitimidad de las instituciones.

El desprestigio creciente de la ONPE y la pérdida de confianza de la ciudadanía en su actuación imparcial afectarán grave e irremediablemente el proceso electoral regional y municipal de este año, y es probable que este deterioro institucional se alargue hasta el siguiente proceso electoral presidencial, si es que no se toman las medidas correctivas del caso, empezando por el cambio del actual jefe que debe ser reemplazado cuanto antes por alguien cuya integridad personal y profesional esté libre de cuestionamientos.

En Noticias SER creemos que no existirán garantías de un proceso electoral limpio, mientras el señor Adolfo Castillo Meza se mantenga al mando de la ONPE. Es por ello que es indispensable que la opinión pública y la ciudadanía, y sobre todo las fuerzas políticas democráticas exijan su destitución al Consejo Nacional de la Magistratura. De lo contrario ni las elecciones subnacionales de octubre de este año ni el proceso electoral del 2021 tendrán legitimidad alguna.