Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

El retorno de “los disueltos”

Autor: Julio Failoc

Crece la cifra de los candidatos procesados. Ahora son 230 los candidatos que tienen procesos pendientes con la justicia de los cuales -como la señalamos en el artículo anterior- gran parte de ellos pertenecen a Fuerza Popular, el Apra, UPP, Podemos, Vamos Perú, Juntos por el Perú, Perú Libre, Perú Patria Segura, Avanza País, Acción Popular, entre los más relevantes. Sin embargo, hay que destacar que hay fuerzas políticas que han hecho un esfuerzo mayor para hacer un mejor filtro en la selección de sus candidatos, entre los cuales se encuentran el Frepap, Frente Amplio y Renacimiento Unido Nacional.

Mención aparte. Destacan los procesados por incumplimiento de alimentos con sus hijos, púes estos alcanzan el 42% del total de deudores de la justicia que pretender alcanzar una curul en el Congreso.  ¿Podrán cumplir con el pueblo estos aspirantes a padres de la patria que no cumplen con sus hijos?     

En el Sur, una de las regiones con mayor cantidad de partidos con candidatos procesados es Arequipa, quienes están presentes en 14 de los 22 partidos en carrera. Solo se salvan de la justicia 8 partidos, entre los cuales están el Apra, el Frente Amplio, el Frepap, Juntos por el Perú, el Partido Morado, Perú Nación, PPC y Renacimiento Unido. En el caso del Cusco hay 6 partidos con candidatos con deudas con la justicia, a los cuales los tenemos en AP, APP, Democracia Directa, Perú Libre, Perú Patria Segura, y Vamos Perú. En Moquegua sólo hay 4 candidatos que están siendo procesados, en AP, el Apra, el Frepap y Juntos por el Perú. En Puno, también hay 4 candidatos procesados: van en las filas de Perú Libre, Perú Patria Segura, UPP y Unión por el Perú. Finalmente, en Tacna, se repite lo de Puno y Tacna, con 4 procesados por la justicia, los encuentran en las listas de UPP, Todos por el Perú, Somos Perú y Democracia Directa.

La oferta electoral con candidatos procesados, “disueltos”, inexpertos, y con escasa preparación, está abonando más a la desconfianza  del electorado. Si a ello se suma el poco tiempo que van a tener los candidatos para poner al debate sus propuestas, además de la cantidad inmensa de partidos y candidatos, y la desinformación natural de la población electoral, lo más probable es la cantidad de votos nulos y blancos sea mayoritaria y favorezca a los partidos corruptos o mejor posesionados con sus símbolos en los electores.

La reciente encuesta de DATUM para la capital del Perú, arroja resultados alarmantes: el 60% de los electores votará nulo y blanco. Esta cantidad descomunal de votos, estarían favoreciendo definitivamente a Acción Popular y Fuerza Popular, quienes alcanzarían el 45% de los votos válidos;  además de ello, podría salvar al Apra, quien estaría cerca de alcanzar la valla electoral, colocando a uno de los “disueltos” más nefastos del país.    

Los resultados de la encuesta son una fotografía de lo que podría ocurrir en las elecciones del 26 de enero del 2020 si es que las fuerzas políticas democráticas y comprometidas en la lucha contra la corrupción no logran un consenso para evitar el retorno de los “disueltos” y de la corrupción en el Congreso. “Guerra avisada no mata gente”   

Foto: Congreso