Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

El referéndum ya ganó

Hizo bien el presidente Martín Vizcarra en ponerse del lado de la gran mayoría de la ciudadanía al anunciar en su mensaje del 28 de julio la realización de un referéndum para aprobar una serie de modificaciones a la Constitución Política relativas a la conformación del Consejo Nacional de la Magistratura, la prohibición de la reelección de los congresistas, el retorno a la bicameralidad y el financiamiento privado de los partidos políticos.

De esta manera, Vizcarra no sólo atendió la demanda de la población para enfrentar la corrupción y el tráfico de influencias al interior del sistema de justicia, sino que emplazó directamente al Congreso de la República, dominado por el autoritarismo y la arbitrariedad que ejercen el fujimorismo y sus aliados. Así, la principal virtud de la propuesta presidencial ha sido demostrar que el poder en una democracia se encuentra en las manos de los ciudadanos y ciudadanas, y al mismo tiempo ha puesto en evidencia a quienes utilizan el mandato popular en su propio beneficio.

Sabemos que la solución a los problemas políticos que atraviesa nuestro país no se agota con los puntos lanzados por Vizcarra, e inclusive es dudosa la eficacia de alguno de estos; por lo que durante las siguientes semanas, será fundamental profundizar el debate para que el referéndum y las medidas complementarias que deben ser aprobadas no se conviertan en una nueva oportunidad perdida para el país.  En este sentido, habrá que prestar especial atención al rol que cumplirá el Congreso de la República, dado que es en esta instancia donde se discutirán y definirán los términos del referéndum. Asimismo, será necesario seguir con atención el papel que desempeñen los operadores políticos del Poder Ejecutivo, ya que de estos dependerá en buena medida que el impulso presidencial se torne en medidas concretas y beneficiosas.

En Noticias SER creemos que el referéndum es respaldado por la ciudadanía, por más esfuerzos que hagan sus detractores para dilatar su realización o pretendan confundir con la inclusión de otros temas de consulta; pero esto no debe sustraernos de la tarea de continuar con la movilización en las calles y la participación activa. La lucha por rescatar el Estado de las mafias será larga y apenas acaba de empezar.