Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

¿El gobierno de Vizcarra empieza a mirar con otros ojos al agro?

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Eduardo Zegarra. Economista e Investigador Principal de Grade

En los últimos días se han generado algunos eventos que podrían considerarse esperanzadores para el sector agrario, duramente golpeado por la crisis económica en medio de la pandemia y la emergencia nacional.  El lunes 2 de Mayo el Acuerdo Nacional emitió un pronunciamiento llamado “Medidas inmediatas para reactivar la economía y preservar la salud”.  El documento tenía la firma de todas las bancadas en el Congreso, de una gran cantidad de organizaciones de la sociedad civil, y por supuesto, del Estado a través de la PCM, la ANGR y la AMPE. 

Bajo el impulso de CONVEAGRO, que agrupa a varios de los principales gremios agrarios del país, el documento del AN contenía cinco puntos claves orientados a enfrentar la actual crisis del agro: (i) crear un comando de emergencia agroalimentaria nacional y por regiones; (ii) asignar un presupuesto significativo de Reactiva Perú  para el fondo de salvataje agrario; (iii) elaborar padrones de las organizaciones agrarias con el MIDIS para que el Estado le compre directamente a los productores en los programas alimentarios; (iv) hacer cumplir la Ley N° 27767 sobre obligación de compras estatales a productores locales y; (v) facultar al MINAGRI, GOREs y GOLs a comprar alimentos a los pequeños productores en el contexto de la grave crisis alimentaria en curso.

La amplitud del consenso y el apoyo tácito del gobierno, partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil a estos puntos clave de la agenda agraria llevaron a que el Primer Ministro, Vicente Zeballos, convoque de urgencia a los gremios el último viernes 5 de Mayo a su despacho.  En la reunión participaron los 13 gremios de CONVEAGRO, y los titulares de Agricultura y de Inclusión Social.  Luego de muchas semanas sin que las organizaciones campesinas fueran escuchadas por las autoridades, el gobierno de Vizcarra parecía empezar a prestarle al agro algo de la atención que se merece.

Los anuncios luego de la reunión fueron interesantes.  Según publicó CONVEAGRO en su página oficial, se acordaron implementar medidas como; (i) lanzamiento de un programa específico llamado REACTIVA AGRO con 5 mil millones de soles, con especial atención a las mujeres y retornantes rurales; (ii) compras estatales directas de papa por parte de Quali Warma; (iii) reestructuración inmediata del MINAGRI con la propuesta presentada por el Ejecutivo al Congreso mediante el proyecto de Ley 4493 acordado luego de las Mesas de Diálogo con los gremios luego del Paro Agrario del año pasado; (iv) incremento significativo del presupuesto sectorial para el 2021 (el Ejecutivo debe enviar propuesta al Congreso en Agosto); (v) establecer un espacio de diálogo permanente del gobierno con los gremios agrarios a nivel nacional, entre otros.

Igualmente, en el Congreso se viene preparando un nuevo Pleno Agrario en el que se haría avanzar una agenda legislativa significativa para promover al agro nacional.  El nuevo Congreso tiene varias bancadas que sintonizan con las demandas de los más de dos millones de agricultores y agricultoras familiares, y quieren ver de parte del gobierno y de la sociedad un mayor despliegue de políticas en favor de la alimentación y de la pequeña producción agropecuaria que la sustenta.  Al parecer esta y otras tendencias han hecho que el gobierno de Vizcarra empiece a mirar con otros ojos a la agricultura familiar, que sigue siendo un pilar clave para la alimentación saludable y sobrevivencia de los 32 millones de peruanos.  Ojalá que no sea otra mecida del gobierno y de la clase política, y se empiecen a cumplir realmente compromisos y acuerdos que los agricultores vienen demandando por mucho tiempo.  Estaremos atentos.