Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

El FAE-AGRO a punto de ser un fiasco

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Eduardo Zegarra

Los agricultores y ganaderos peruanos tenían importantes expectativas sobre el FAE-AGRO (DU 082-2020) aprobado el 9 de julio del presente, con un fondo de garantías de 2,000 millones de soles para crédito a tasas bajas en el marco de la grave crisis económica que enfrentan. El Ministro de Agricultura, Jorge Montenegro, ha dicho que el FAE-AGRO beneficiará a 270 mil pequeños productores de la agricultura familiar a nivel nacional. No obstante, resulta que el DU tiene absurdos criterios de exclusión que llevarían a una cifra muy inferior de potenciales beneficiarios, y probablemente al total fracaso del instrumento tal y como está diseñado.

Las restricciones (exclusiones) más importantes para los pequeños agricultores en el DU son tres: (i) sólo se financiarán cultivos transitorios para campaña agrícola (no cultivos permanentes como el café y cacao, frutales o semi-permanentes como plátanos); (ii) no se financiará a productores dedicados mayoritariamente a la ganadería (no tienen campaña agrícola); (iii) sólo se otorgará crédito a agricultores que tengan alguna experiencia crediticia reciente y por tanto alguna clasificación financiera (esta restricción acaba de ser confirmada con el DS 202-2020-EF del 3 de agosto que cambia el criterio de no exclusión en el artículo 4). 

En una contribución anterior para SER estimamos el número de potenciales beneficiarios del FAE-AGRO a nivel nacional (usando las definiciones generales sobre agricultura familiar del DU) era de 407 mil pequeños productores que cumplían con dicha definición. Ahora, aplicando los criterios de exclusión que tiene el DU en su versión actual (y que han sido ratificados por funcionarios del MINAGRI y el propio DS 202 del MEF), tenemos la siguiente situación.

FAE

Las restricciones reducen dramáticamente a los agricultores familiares elegibles para el FAE-AGRO, especialmente la de experiencia crediticia previa, que deja a sólo 61 mil productores de la agricultura familiar como elegibles.  La aplicación de las tres restricciones en conjunto deja el número potencial de beneficiarios del FAE-AGRO en sólo 32 mil productores, es decir el 12% de los 270 mil que el ministro Montenegro dicen que se van a atender. 

CONVEAGRO y otros gremios agrarios aún esperan que el reglamento operativo (que aún no sale pese a que ya pasó casi un mes desde el DU inicial) levante TODAS esas absurdas restricciones que lo único que harán es hacer fracasar el programa. Si esto no ocurre (como estoy temiendo luego de ver el DS 202 de hace 4 días que pudo haber hecho las correcciones y no las hizo, más bien consolidó la versión más excluyente), podemos decir que el FAE-AGRO se convertirá en un tremendo fiasco, y una afrenta para todos los agricultores familiares del país.  Esperamos que el MINAGRI y el MEF corrijan este despropósito (o si no, el Congreso)... aún están a tiempo (espero).