Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Con la cultura no se juega señor Presidente

Foto: Canal N

La reciente destitución del presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú, dispuesta por el renunciante Ministro de Cultura con el apoyo del Presidente de la República, ha merecido un rechazo generalizado por tratarse de un intento de alinear la cobertura de los medios de comunicación estatal al humor gubernamental; y al mismo tiempo ha puesto nuevamente en el punto de mira la deslucida y cuestionable gestión realizada en el sector cultura en lo que va del presente gobierno.

Si el nombramiento de un personaje como Francisco Petrozzi en el cargo de Ministro de Cultura ya significaba un severo riesgo, habida cuenta de sus antecedentes políticos y profesionales, sus últimas decisiones ratifican que este no estuvo nunca a la altura de la responsabilidad, dejando un Ministerio mucho más débil y en crisis, arrastrando a esta misma situación a otras entidades como la Biblioteca Nacional y el ya mencionado IRTP.

No obstante, Petrozzi no es el único culpable. Si bien su permanencia como Ministro de Cultura resultaba insostenible, hace falta mucho más que un recambio para encontrar una solución viable a los graves problemas políticos y de gestión en este sector. Asimismo, queda claro que la responsabilidad principal recae en el Presidente Vizcarra, quien ha nombrado en el cargo a cinco personas distintas en poco más de un año y medio, dejando en evidencia el escaso cuidado puesto en encontrar profesionales idóneos y capaces, así como el total desinterés que le merecen las políticas públicas culturales del país.

Este último aspecto es de vital importancia porque el Ministerio de Cultura tiene bajo su competencia temas fundamentales como la protección de nuestro patrimonio cultural y garantizar los derechos de los pueblos indígenas. Ambos aspectos exigen una voluntad y un respaldo político que no ha existido hasta el momento, a tenor de lo visto en el caso del aeropuerto de Chinchero, el debilitamiento del proceso de emisión de los Certificados de Inexistencia de Restos Arequeológicos  o la implementación de la consulta previa de las actividades mineras.

 En Noticias SER creemos que el Presidente Vizcarra no puede seguir improvisando más ministros .  Asimismo exigimos al gobierno nacional que no interfiera en el manejo de los medios de comunicación estatal y que tampoco insista en la destrucción de nuestro patrimonio por su terquedad en desarrollar proyectos inviables como el Aeropuerto de Chinchero. Con la cultura no se juega señor Presidente.