Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Antecedentes policiales como mecanismo para alertar a las mujeres ante el riesgo de violencia

Foto: Luisenrrique Becerra

Patricia Carolina Rosa Garcés Peralta es Viceministra de la Mujer. Abogada con más de 20 años de experiencia en el sector público. Magíster en Derecho Constitucional por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y con estudios culminados de doctorado en esta misma casa de estudios. Docente de la Maestría en Derecho Constitucional y del pregrado de la PUCP. 

 

En el 2007, Clare Wood conoció a George Appleton por internet y entablaron una relación sentimental. Meses después puso fin a su relación, lo que enfureció a Appleton. En febrero de 2009, el padre de Clare encontró su cuerpo estrangulado y quemado. Días después se supo que Appleton tenía denuncias por violencia, hostigamiento sexual y hasta secuestro de una de sus ex parejas. El padre de Clare señaló era increíble que no contaran con un sistema que hubiera alertado a su hija. Cuatro años después, Reino Unido lleva la “Clare’s Law” a referéndum, y se implementa en el país como una medida de prevención.

¿Ayuda conocer los antecedentes policiales de nuestras parejas? ¿Puede ser útil en Perú? Es importante contextualizar que estamos ante una situación de violencia sistémica o estructural, manifestación de la discriminación de género. Según la ENDES 2018, el 63,2% de las mujeres peruanas sufrieron algún tipo de violencia por parte de su pareja o ex pareja; solo el año pasado el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) registró 166 casos con características de feminicidio, cifra que ha aumentado en los últimos años y que constituye la más alta de la década. En un contexto de emergencia, las medidas de prevención son claves para garantizar la vida, integridad, salud y dignidad de las mujeres; más aún si los estereotipos que generan y justifican esta violencia, arraigados desde siglos atrás, no se pueden erradicar de forma inmediata.

El feminicidio, que es la forma más extrema de violencia contra mujeres, casi siempre tiene antecedentes previos de abuso de poder y discriminación como son el hostigamiento, el acoso sexual, la coacción, la violencia física, psicológica y sexual. El riesgo de violencia se agrava cuando los agresores cambian de pareja sentimental o sexual, y reproducen o incrementan las conductas agresivas que tuvieron en relaciones anteriores.

Por ello, entre otras medidas de prevención, hoy contamos con el Decreto de Urgencia Nº 023-2020, que genera un mecanismo adicional para prevenir el alto número de casos de violencia contra las mujeres, mediante la entrega gratuita - de forma verbal u a través de otro mecanismo accesible- por parte de la Policía Nacional del Perú, de información de los antecedentes policiales de sus parejas. Si la búsqueda arroja resultados positivos, la PNP comunica al MIMP para que, brinde información sobre autocuidado y reconocimiento de conductas peligrosas, u oriente a la pareja a denunciar, en caso de evidenciarse que ya viene siendo víctima de violencia.

Pero, ¿cómo evitar abusos que se podrían dar al permitir el acceso a esta información? Mediante límites constitucionalmente legítimos y razonables: solo se podrán conocer los antecedentes si están vinculados a delitos como feminicidio, lesiones, violación sexual, acoso sexual, trata de personas; y, si bien los podrán solicitar las mujeres que sean potenciales víctimas de violencia por parte de su pareja o familiares hasta el tercer grado de consanguinidad o segundo de afinidad, sólo se les entregará a las mujeres en riesgo, quienes están obligadas, bajo responsabilidad, a mantener reserva de dicha información, cumpliendo además requisitos que se establecerán en el Reglamento próximo a emitirse.

Como MIMP no buscamos estigmatizar a quienes puedan haber tenido antecedentes de violencia y se estén resocializando. Pero si el Estado cuenta con esa información, también la debe tener la mujer en posible riesgo, más aún cuando existen supuestos que legalmente permiten acceder a esta información sin que esté en juego la vida y la integridad.

Lamentablemente, la historia de Clare es la historia de muchas mujeres, cuya vida sentimental termina siendo una sentencia de muerte ante la violencia de género. Estamos comprometidos en la lucha para erradicar la violencia de manera eficaz. Con el esfuerzo de Estado y sociedad en conjunto, lo lograremos.

@CarolinaGarcesX