Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

La agenda verde para Lima: Un balance de los planes de gobierno

La contaminación por vehículos, la falta de árboles y mantenimiento de zonas verdes y el sistema de recojo de basura son los problemas ambientales más graves para los habitantes de Lima. A pocos días de las elecciones municipales, nos preguntamos en qué medida los planes de gobierno de los candidatos que disputan la alcaldía de Lima Metropolitana recogen estas preocupaciones. Revisamos las propuestas verdes de los 20 planes de gobierno priorizando los temas de cambio climático, contaminación del aire, residuos sólidos y áreas verdes y Lomas de Lima.

Solo 6 de 20 planes contienen al menos una acción de adaptación o mitigación al cambio climático más allá de su mención retórica. Jorge Muñoz, por ejemplo, propone un Inventario de gases de efecto invernadero (GEI) en Lima. Manuel Velarde plantea liderar la implementación de agendas locales distritales de adaptación o mitigación al cambio climático en tanto Gustavo Guerra García y Enrique Fernández Chacón proponen implementar la Estrategia metropolitana de cambio climático, aprobada por ordenanza 1836- 2014 y cuya información presupuestal no ha sido transparentada por la actual gestión municipal[1]. Si bien Enrique Cornejo no hace mención explícita a acciones de mitigación o adaptación, éstas se desarrollan desde un enfoque de gestión de riesgos de desastres.

Una de las mayores fuentes de contaminación del aire es el transporte caótico e ineficiente. 11 de 20 planes contienen medidas de reducción de emisiones asociadas a reformas en el transporte como el retiro de unidades antiguas de circulación y/o expansión del Programa Chatarreo (Capuñay, Columbus, Guerra García, Ocrospoma, Salinas, Urresti, Lay) y la promoción de la adopción de tecnologías menos contaminantes en las unidades de transporte (Beingolea, Cornejo, Salinas, Velarde, Urresti, Lay). También encontramos algunas propuestas para mejorar e integrar los sistemas de monitoreo existentes. Además, hay iniciativas para transparentar el acceso a la información sobre contaminación por parte de la ciudadanía como la instalación de paneles sobre calidad del aire en espacios públicos (Velarde) y la integración de la ciudadanía en actividades de vigilancia ambiental (Guerra García).

Diecinueve de 20 planes contienen alguna acción sobre manejo de residuos sólidos. Teniendo en cuenta que la cobertura y frecuencia en el servicio de recojo de residuos sólidos domésticos en Lima está a cargo de las municipalidades distritales, la creación de un sistema integrado de residuos sólidos a nivel metropolitano es una de las propuestas más frecuentes (Beingolea, Reggiardo, Lay, Gómez Baca, Salinas). Sin embargo, en ningún caso se llega a explicar cómo se realizará. La nueva legislación en materia de residuos sólidos[2] apunta hacia su, minimización, valorización y segregación en la fuente. 8 planes incluyen al menos una propuesta de valorización de residuos sólidos (Lay, Urresti, Velarde, Zurek, Muñoz, Guerra García, Jacinto Silva, Cornejo) y 7 de segregación en la fuente (Velarde, Zurek. Muñoz, Columbus, Cornejo, Beingolea). Las iniciativas más integrales son las de Cornejo, Velarde y Guerra García. Estos dos últimos proponen incluso la reconversión de sitios degradados en nuevos espacios verdes para el disfrute de los ciudadanos.

Doce de 20 planes se refieren a iniciativas para ampliar las áreas verdes de Lima y/o proyectos de arborización. Además de plantear el uso de aguas residuales para el regado de áreas verdes – propuesta presente en la mayoría de planes de gobierno- hay propuestas que plantean otras ideas para un uso más eficiente de los recursos como la instalación de atrapa nieblas (Velarde y Muñoz) y el sembrado de especies de bajo consumo de agua (Velarde). También se propone integrar las áreas verdes en corredores y sistemas de áreas verdes y parques (Lay, Velarde y Guerra García). Cornejo propone que todas las concesiones para transporte tengan que incluir en sus proyectos “la habilitación de áreas verdes y su correspondiente mantenimiento”.

Finalmente, solo 7 de 20 planes incluyen la conservación de las lomas costeras. Entre ellos, es el plan de gobierno de Guerra García el que contiene más acciones concretas respecto a estos ecosistemas frágiles y estacionales, incluyendo la creación de nuevos circuitos eco- turísticos y la gestión de un Área de Conservación que integre las lomas. Velarde y Cornejo proponen integrar las lomas a la trama urbana mediante corredores verdes y un cinturón ecológico, respectivamente.

En balance y mirando al conjunto de planes de gobierno, son pocos los que contienen propuestas no solo viables sino también innovadoras en materia ambiental (Guerra García, Velarde, Cornejo). Quien asuma la alcaldía deberá priorizar esta agenda ambiental superando un enfoque motivado por retornar a la imagen de Lima como una “ciudad jardín” y tenga como horizonte garantizar el derecho de la ciudadanía a un medio ambiente sano.

 

---------

Esta semana la columna de Comadres cuenta con la colaboración especial de Tania Ramírez. Plataforma Comadres es un espacio que busca posicionar el trabajo de mujeres jóvenes en el análisis de la política nacional e internacional.

 

[1]                    En el rubro” Gestión de Recursos Naturales y Cambio Climático a cargo de la Subgerencia de Recursos Naturales”, la Municipalidad Metropolitana de Lima invirtió 326 038 nuevos soles entre el 2015 y el 2017. Esta información no fue desagregada en acciones. Fuente: Pliego de respuestas a demanda de rendición de cuentas.

[2]                    Ley de Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Decreto Legislativo N° 1278