Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

La crisis política vista desde Piura

Foto: Presidencia de la República

Ricardo Parra

La reciente crisis política que detonó el jueves 10 de septiembre con la presentación de audios que hiciera el cuestionado parlamentario Edgar Alarcón, en donde se vincula nuevamente al presidente Martín Vizcarra con el caso “Richard Swing” - y en el que los protagonistas de éstos, han despertado muchas suspicacias -, ha dado demasiados giros en tan pocos días, configurando así un nuevo escenario hostil entre el Congreso de la República y el Poder Ejecutivo; que pone en grave riesgo la lucha contra la pandemia y sus efectos.

El último fin de semana, la vacancia promovida por Manuel Merino y Edgar Alarcón, sufrió un duro revés, tras el revelador informe periodístico que presentó IDL- Reporteros, en el que se da cuenta de las llamadas que había hecho el presidente del Congreso - por medio de su edecán – a las Fuerzas Armadas, para buscar su respaldo.

Estas comunicaciones, se entendieron como una intentona golpista y entonces fue el propio presidente del Congreso quien se puso contra las cuerdas, dando así un giro inesperado a esta nueva trama de fricción entre el Legislativo y el Ejecutivo. El lunes 14 de septiembre, el mandatario salió a dar un mensaje a la nación en el que pidió disculpas al país, solicitando a la Fiscalía se investigue el trasfondo de los audios en los que él se encuentra involucrado; asimismo señaló que hubo una traición en su entorno cercano.

En Piura, donde las nuevas demandas sanitarias, la reconstrucción del “Niño Costero” y la agricultura, son las prioridades, la noticia de la posible vacancia presidencial ha suscitado bastante inquietud.

Noticias Ser, ha recogido tres importantes opiniones piuranas, procedentes de analistas y actores de la coyuntura nacional y local, que vienen siguiendo atentamente el correlato de los acontecimientos en el desenlace de esta nueva crisis política.

Angélica Palomino, congresista del Partido Morado por Piura, lamenta que, hasta la fecha, el Legislativo y el Ejecutivo no se hayan podido poner de acuerdo para trabajar de manera conjunta por el bienestar de la población peruana. “Estamos en plena crisis sanitaria y económica, en la que hay miles de fallecidos y más de 4 millones de personas han perdido su trabajo. No podemos añadir una crisis política más. El ciudadano no está interesado en que, si el presidente Vizcarra se va o no a su casa; la preocupación inmediata del peruano de a pie, es buscar trabajo y ver de dónde va a sacar para comer mañana. Eso hay que tenerlo muy claro”, enfatiza.

Palomino, señala que el presidente Martín Vizcarra debe ser investigado por la Fiscalía cuando termine su mandato; pero no ahora, porque desde su punto de vista, constitucionalmente es improcedente. “Forzar una vacancia es ir contra la estabilidad del país. No podemos agudizar la crisis política, es por eso que nuestra bancada votará en contra de esta forzada vacancia presidencial. Este caos no nos va a costar a nosotros los congresistas; le va a costar a los ciudadanos que están esperando una cama UCI, un balón de oxígeno y un trabajo. No podemos seguir postergando las necesidades urgentes que requiere el país”, recalca.

Finalmente, la congresista Palomino insiste en que desde su partido no contribuirán en seguir azuzando las cosas. “Lo que queremos es poner paños fríos, que se sepa la verdad y que se detenga esta crisis que los ciudadanos no se merecen. Una vez resuelto este inconveniente tiene que haber un diálogo urgente que debió darse desde el inicio, por el bien del país”, especifica.

El médico psiquiatra Julio Castro Castro, Vicepresidente de la asociación ciudadana “Inundación Nunca más”, considera que la actual crisis muestra una vez más, la miseria espiritual y moral a la que ha llegado una gran parte de la clase política peruana. “Es deplorable que algunos partidos políticos hayan cobijado a mucha gente que no tiene una trayectoria personal decente, sino un prontuariado; es decir una trayectoria delincuencial que muchas veces no ha sido procesada por ninguna institución que tiene que ver con la administración de justicia y que es aprovechada por los vacíos legales para usar la política y evadir responsabilidades y así favorecerse con la inmunidad parlamentaria, que todavía otorga este sistema absurdo e injusto”, acentúa.

Desde la opinión de Julio Castro, también hay una miseria en las personas involucradas en los audios difundidos y una falta por parte del presidente de la República, que tiene que ser investigada; pero no es causal de vacancia, sobre todo en las circunstancias difíciles que viene atravesando el país y en la que le quedan al mandatario 10 meses para administrar esta emergencia.  “Es como si tuviéramos al capitán de un barco en plena tormenta, que más o menos está manejando la nave, y parte de la tripulación se revela en ese momento y decide destituirlo para poner a un mal marinero, como sería en este caso, el señor Manuel Merino de Lama. Ese escenario sería, simplemente desastroso”, explica y añade que “es lamentable como Acción Popular haya decaído a tal punto de degenerarse”.

Para Castro, el panorama electoral del 2021 es muy sombrío. “Veo muy difícil que de un momento a otro surjan liderazgos democráticos, éticos y preparados. Es por eso que debemos estar muy vigilantes con los partidos políticos. Si no tenemos la garantía de que ningún candidato represente una opción para el Perú – tanto para la Presidencia como para el Congreso - creo que esta vez entonces, sí debemos de hacer una campaña para viciar el voto, y así, una vez no conseguidos los votos que la ley ordena, se proceda a convocar a nuevas elecciones con candidaturas que tengan legitimidad y una trayectoria democrática, responsable y capaz”, comenta y finaliza que “con esa perspectiva del mal menor, el Perú sufre frustración tras frustración. Tenemos que ganar nuestro derecho, como otros países, a elegir entre los mejores”.

Por su parte, el especialista en conflictividad social, Hernán Carrasco Carrasco, manifiesta que los peruanos estamos habituados en estos tiempos a una tensión permanente entre el Congreso y el Ejecutivo, sin embargo, en esta última etapa se está presenciado un atentado contra la institucionalidad del país que conduce a una grave inestabilidad en la que el pueblo peruano es quien pierde. “En ese sentido el presidente Martín Vizcarra, debió aclarar con bastante anticipación, este embrollo en el que está metido por el tema del señor Richard Swing. No se le puede sumar una crisis política a la crisis sanitaria y económica que actualmente venimos atravesando. En cuanto al Congreso, éste no está dando la talla para lograr un país viable que pueda trabajar conjuntamente con el Ejecutivo, para salir cuanto antes de estas crisis que ya está costando muchos muertos”, indica.

Por otro lado, Carrasco considera que los incitadores de la vacancia se encuentran acorralados en este momento, al ver cómo ésta, se ha desinflado con la marcha atrás que han empezado a dar otras bancadas. Al ser consultado en cuanto a quiénes estarían orquestando todo este desconcierto, no duda en referir que “es evidente que la conspiración golpista viene de una buena parte de la extrema derecha con, una facción que está metida en Acción Popular y de otro lado, de congresistas que representan sus intereses personales, que no tienen nada que ver con el país. Este es un Congreso igual o peor que el anterior”.

Hernán Carrasco, cree que la vacancia no va a prosperar, pero en el hipotético caso de que se consume, habría muy poco tiempo para armar un gabinete, en medio de la pandemia. “Sería un escenario nefasto para el país y especialmente en el tema de la descentralización. Hoy vemos por ejemplo en Piura, que tanto el gobernador como el alcalde, son personas improvisadas que no saben ejecutar presupuestos. Piura, aún no se recupera del desastre del Fenómeno del Niño de hace 3 años y con el golpe de la pandemia, las cosas se salieron de control. Es alarmante, ojalá las fuerzas democráticas reflexionen y cambien el curso de esta crisis política”, finaliza.