Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Elecciones regionales 2018: La representación por cuota de comunidades nativas, campesinas y pueblos originarios

Las elecciones regionales de octubre 2018 ha considerado 72 consejerías adicionales por la representación de la cuota de comunidades nativas, campesinas y pueblos originarios. Sin embargo, al aplicarse los mismos criterios de atribución de dichos escaños del proceso anterior, 40 de estas consejerías no serán ocupadas por representantes de las comunidades y los pueblos originarios, situación a todas luz contraria al espíritu de la ley que es favorecer la representación de dicha población.

 

Antecedentes

La Ley N° 27683, Ley de Elecciones Regionales considera listas de candidatos al Consejo Regional con las siguientes características:

(1) no menos de treinta por ciento (30%) de hombres o mujeres;

(2) no menos de un veinte por ciento (20%) de ciudadanos jóvenes, menores de veintinueve (29) años de edad y;

(3) un mínimo de quince por ciento (15%) de representantes de comunidades nativas, campesinas y pueblos originarios en cada región donde existen.

Las características de estas cuotas son sin embargo muy distintas. En el caso de género y de jóvenes, se trata de una proporción dentro de las listas departamentales en su conjunto, mientras que la cuota para comunidades nativas, campesinas y pueblos originarios aplica en provincias específicas e implica un incremento en el número de consejerías regionales. Es decir que en estás provincias, hay candidatos específicos, inscritos como ¨nativos”, que postulan para estas consejerías adicionales[1].

El JNE ha determinado el número preciso de integrantes de cada consejo regional, diferenciando el consejero “directo”, uno por provincia[2], del consejero “adicional” comunero. Para 2018, la Resolución N° 0088-2018 del 7 de febrero de 2018[3], estableció  un número de 127 consejerías adicionales, 55 por criterio poblacional[4] y 72 por la cuota de representación de las comunidades nativas, campesinas y pueblos originarios (ver cuadro más adelante), distribuida en 20 regiones y 69 provincias.

 

El anterior proceso electoral

En 2014, no se cumplió con la representación de las comunidades nativas, campesinas y pueblos originarios. Solo 15 consejerías para la cuota fueron cubiertas debidamente (o sea el 31%) y 33 cupos fueron sencillamente suplantados por consejeros no representativos. En ocho regiones, no hubo ningún consejero “indígena”.

Las elecciones regionales de 2018

La situación en las elecciones de octubre de 2018 ha sido similar, al atribuirse los escaños de la misma manera que el 2014: 40 escaños siguen siendo suplantados por consejeros no representativos de las comunidades y los pueblos originarios, o sea el 56%. Así, no habría ningún consejero “indígena” en 41 de 69 provincias, y ninguno en 3 de 20 regiones (Lambayeque, Madre de Dios y Ucayali). Este resultado es un sinsentido democrático y además va en contra del propio ordenamiento jurídico ya que no se cumple con el espíritu de la ley, que es favorecer la representación de comunidades nativas, campesinas y pueblos originarios.

 

¿Cómo pudo ocurrir tal situación? Ello se debe al mecanismo de atribución de los escaños de una provincia con cuota[5], tal como se explica a continuación:

1. El primer cupo es atribuido al candidato más votado y el segundo se atribuye utilizando la cifra repartidora, tomando en cuenta el orden de inscripción en la lista de los partidos.

2. En 78% de los casos, los candidatos no indígenas se ubican primeros en las listas de las provincias con cuota indígena. Por ello, estos son proclamados ganadores para ocupar el cargo de consejero “directo” y el cargo de consejero “indígena”.

3. La autoridad electoral considera, de manera equivocada, que existe una lista en las provincias con cuota "indígena", cuando en realidad lo que existe son candidatos que postulan a consejerías distintas: un candidato no indígena que postula al cargo de consejero directo, y otro, indígena que postula al cargo de consejero por la cuota de representación de comunidades nativas, campesinas y pueblos originarios[6].

 

¿Cómo corregir esta distorsión?

En el Congreso de la República se han presentado diferentes propuestas de ley para corregir la situación descrita. Entre estas iniciativas se encuentra el Proyecto de Ley Nº 2098/2017-JNE que propone modificar el artículo 8, numeral 3 de la Ley de Elecciones Regionales, causante de la situación descrita anteriormente. La propuesta del ente electoral es la siguiente:

Art. 8, 3 – “En las provincias en que se elijan dos o más consejeros y se aplique la cuota indígena, la consejería asignada al representante de la cuota (indígena) solo puede ser ocupada por uno de los candidatos indígenas, escogiendo al más votado. Si las consejerías asignadas a la cuota indígena fuesen más de una, se elegirá a los consejeros entre los candidatos indígenas aplicando la cifra repartidora¨

Esta es una manera correcta (aunque no única) para garantizar una atribución idónea de las consejerías por cuota indígena y se respeta la voluntad del voto popular. Sin embargo, hasta el momento no se ha aprobado ninguno de los proyectos de ley.

¿Qué hacer con los resultados de las elecciones de 2018? El artículo 8.3 ya mencionado obliga a aplicar la cifra repartidora. Pero la autoridad electoral debe considerar que la consejería adicional por la cuota indígena es una categoría específica, a la cual solo pueden postular los candidatos inscritos en las listas de los partidos para tales fines, es decir con el calificativo de ¨nativo¨.

 

Elecciones

 

[1]             Para la redacción del informe se utiliza la expresión "cuota indígena". No obstante, un problema a resolver y que muestra la poca claridad en este tema es la existencia de diferentes denominaciones: la Ley menciona a representantes de comunidades campesinas, comunidades nativas y pueblos originarios, el JNE, erróneamente, consigna la palabra "nativo" y en la academia se suele utilizar el término "indígena".

[2]             Ley de Elecciones Regionales, N° 27683 – 2002, artículo 6º.

[3]             Para 2014, fue la resolución N.° 270-2014-JNE del 1ero de abril de ese año.

[4]             En 21 de las 25 regiones, esencialmente en las provincias capitales de estas. Y/o para alcanzar el mínimo de 7 consejeros, en caso de departamentos con un número de provincias inferior a 7 (Lambayeque, Ica, Madre de Dios, Moquegua, Pasco, Tacna, Tumbes, Ucayali).

[5]             Ley de elecciones regionales, artículo 8.3 “En cada provincia se proclama consejero electo al candidato con la mayor votación. En la provincia en que se elija dos (2) o más consejeros, se aplica la regla de la cifra repartidora, según el orden de candidatos establecidos por las organizaciones políticas”

[6]             El método opera correctamente para consejerías adicionales por criterio de población; tribuye los escaños en función a la lista de candidatos en la misma categoría de ¨consejero directo¨.