Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Consultor en Cooperación al Desarrollo

Ecuador: razones de una crisis

Desde hace unos días se realizan multitudinarias marchas en Ecuador pidiendo que se derogue el Decreto 833 que dispone la eliminación de los subsidios a los precios del diésel, y las gasolinas extra y Ecopaís que, desde hace 47 años, rigen en el país. De acuerdo al presidente Lenín  Moreno, esta medida es necesaria para equilibrar las cuentas del Estado. Pero, ¿qué tan preocupante eran las cifras dejadas por el correísmo? ¿se justificaba un “paquetazo”?

De acuerdo a la Secretaría de la Deuda Pública del Ministerio de Economía y Finanzas, el ratio Deuda Pública / PBI, en mayo de 2017, era de 27,4%[1]. En noviembre de 2018, el gobierno de Moreno cambia la metodología aplicada para dicho cálculo pasando a ser de 41,7%, a junio de 2017 (27,2% en 2007, +14,5 p.p.). De acuerdo a la CEPAL, el promedio para América Latina, en 2017, fue de 39%[2]. Para entender la causa del endeudamiento es importante tener en cuenta la repercusión de la caída del precio del crudo ecuatoriano, que pasó de USD 60,23 por barril, en 2007, a USD 34,96 en 2016, lo cual afectó, considerablemente, la renta petrolera (% PBI), que cayó de 16,6% en 2007 a 5% en 2017[3].  Los principales cuestionamientos se relacionan con la evolución del PBI, que – de acuerdo al Banco Mundial[4] – después de llegar a +7,868% en 2011, tuvo una caída constante, teniendo su peor año en 2016 cuando registró un crecimiento de -1,226%, recuperándose al año siguiente llegando a +2,368%. Es importante señalar que – en abril de 2016 – el país sufrió un terremoto de 7.8 en la escala de Ricther que requirió de esfuerzos fiscales para la reconstrucción de las zonas afectadas. Las condiciones actuales son más favorables al gobierno, toda vez que el precio del barril superó los valores incluidos en las pro-formas presupuestales, tanto en 2018 como en el presente año.

Pero, más allá de si era necesario tomar algunas medidas para equilibrar las cuentas nacionales, la población en su conjunto considera que las decisiones de Moreno están destinadas – principalmente - a satisfacer las demandas de sus aliados políticos: el Movimiento CREO de Lasso y el Partido Social Cristiano de Nebot. Sólo así podría explicarse que las medidas económicas anuncien la reducción del aparato estatal, la disminución salarial del 20% a los contratados temporales por el Estado, la reducción de la jornada vacacional a 15 días y la inclusión de un “impuesto” de un día laborable  para el sector público, entre otras, las cuales afectan a la clase trabajadora; y, por otro lado, la condonación de deuda a grandes empresas, la reducción de aranceles a la importación y de las tasas por salida de divisas, beneficiando a los grupos de poder. Paradójicamente, se anunció el aumento de los bonos de ayuda en USD 15, además de incrementar la cobertura del programa, lo que implica un aumento del gasto público.

Sin negar que el paquetazo económico es el detonante de la situación actual, lo cierto es que los escándalos políticos han ido mermando la confianza de la población. Después de la victoria electoral – de manos del correísmo – Moreno llegó a tener una aceptación, de acuerdo a Perfiles de Opinión, de 84,86%[5] en enero de 2017, pasando a 22,13% en julio de 2019. En febrero del presente año, antes que se anuncie el acuerdo con el FMI, la aprobación era menor al 30%, es decir -55 p.p.[6]

Los escándalos a lo largo del gobierno han sido muchos, y explican la caída en los niveles de aceptación: i) la ruptura con el correísmo después de la victoria electoral; ii) la destitución de Jorge Glas y posterior encarcelamiento; ii) la consulta popular con indicios de inconstitucionalidad que llevó a que Moreno controle el CPCCS (convirtiéndolo en CPCCS-t) y con ello el cambio de los y las responsables de todos los órganos de control; iii) la entrega de Julián Assange a las autoridades británicas; iv) el encarcelamiento del ciudadano sueco Ola Bini; v) la destitución, tras ser elegidos por elección popular, de los/as delegados/as del CPCCS considerados opositores del “morenismo”; vi) el escándalo de los INA Papers que involucraría a la familia presidencial en actos de corrupción y que no ha sido investigado por la fiscalía, cuya cabeza fue nombrada por el CPCCS-t; vii) la condonación de la deuda a grupos empresariales.

Entonces, el acuerdo con el FMI, y el consecuente paquetazo económico, solamente es el colofón de un gobierno que decidió darle la espalda a sus votantes y asumir como propias las propuestas de la oposición. Resulta incomprensible que el FMI no haya valorado las consecuencias políticas y sociales de las condiciones del préstamo, sobre todo en un país que – mediante manifestaciones populares – logró derrocar a tres presidentes en una década. Las consecuencias eran previsibles. De acuerdo a la Defensoría del Pueblo, al 10 de octubre, se tenían registrados 1.127 detenidos/as en las manifestaciones (308 de Guayas y 471 de Pichincha), se realizaron 937 atenciones pre-hospitalarias y – al menos – 6 personas fallecidas[7].  Asimismo, se allanaron las oficinas de Radio Pichincha y retiraron la señal de TeleSUR, ambos medios de comunicación críticos con el manejo de la crisis social.

El presidente Moreno se ha mostrado incapaz de solucionar la crisis actual siendo su única respuesta la represión. Actualmente rige un estado de excepción y toque de queda en Quito. Mientras llama al diálogo a los dirigentes de la CONAIE, ordena a la policía y a los militares que dispersen – por cualquier medio – las manifestaciones. El ministro de defensa, Oswaldo Jarrín anuncia por televisión nacional que los “actos de terrorismo serán repelidos por el uso de la fuerza en sus reales términos” recordando a la ciudadanía que “las fuerzas armadas, orgullosamente, tienen experiencia de guerra”[8]. Por su parte, la ministra de gobierno, María Paula Romo, acusa – irresponsablemente – al ex presidente Rafael Correa y a Nicolás Maduro de estar detrás de las movilizaciones. Como “prueba” detuvo y acusó, sin pruebas, a ciudadanos venezolanos de ser parte de una conspiración para derrocar a Moreno[9]. Cualquiera que conozca un poco de la historia reciente del Ecuador se puede dar cuenta de lo desesperado del comentario de la ministra, toda vez que la CONAIE es una organización abiertamente anticorreísta.

Las organizaciones y la población movilizada han manifestado que seguirán en las calles hasta que se derogue el Decreto 833 y se dé marcha atrás en el acuerdo con el FMI. Por su parte, la oposición política, y una parte importante de la población, pide que se active la denominada “muerte cruzada”, mecanismo recogido en el artículo 130 de la Constitución, por la cual el parlamento puede destituir al presidente por “grave crisis política y conmoción interna”. Para ello se necesitan 2/3 de los votos y que se realice dentro de los 3 primeros años de gobierno (hasta mayo 2020). Por ahora, la Asamblea Nacional ha guardado silencio.

A diferencia de otras crisis regionales, por ahora, la prensa internacional ha mostrado poco interés en romper el cerco mediático impuesto por el morenismo. Por su parte, los organismos internacionales han intentado mostrarse neutrales, manifestando su preocupación por el uso excesivo de la fuerza al intentar controlar las manifestaciones, y cuestionado que las marchas sean pacíficas, obviando las imágenes represivas y el legítimo derecho a la defensa por parte de los y las manifestantes.    

 

 

[1] https://www.finanzas.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2017/06/DEUDA-SECTOR-P%C3%9ABLICO-DEL-ECUADOR_mayol2017-publicaci%C3%B3n.pdf

[2] 

[3] https://datos.bancomundial.org/indicador/NY.GDP.PETR.RT.ZS?locations=EC

[4] https://datos.bancomundial.org/indicador/NY.GDP.MKTP.KD.ZG?locations=EC

[5] https://radiohuancavilca.com.ec/politica/2017/07/22/popularidad-presidente-moreno-sube-al-8496-segun-perfiles-opinion/

[6] http://www.perfilesdeopinion.com/images/pdf/presidente.pdf

[7] https://www.cope.es/actualidad/internacional/noticias/las-protestas-ecuador-dejan-muertos-937-heridos-20191013_519246

[8] https://www.youtube.com/watch?v=w6bYtPkQwo8

[9] https://actualidad.rt.com/actualidad/330016-venezolanos-detenidos-ecuador-choferes-uber-cabify