Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Periodista y Director de Derechos Humanos sin Frontera DHSF – Cusco

Corredor Minero del Sur: Las demandas de Espinar y Chumbivilcas

Era previsible que las comunidades y poblaciones de Espinar y Chumbivilcas se sumen a los reclamos iniciado por la comunidad de Fuerabamba en el caso de Las Bambas, ya que la ruta del corredor minero atraviesa dichas provincias cusqueñas. Y además de Las Bambas, son impactadas por otros proyectos mineros: Constancia de la canadiense Hudbay en Chumbivilcas y Antapaccay de la Suiza Glencore en Espinar. Ambas provincias han tenido en su momento reclamos de atención a sus demandas por los impactos sociales, ambientales y económicos que genera la minería. En su momento el gobierno nacional instaló mesas de diálogo, mesas técnicas o de desarrollo, las cuales terminaron en sendas actas y acuerdos que no se cumplieron del todo.

Para entender mejor el caso y conocer que está en cuestión en los pedidos de ambas provincias revisaremos los antecedentes, los acuerdos previos y los compromisos no cumplidos por las empresas y el mismo gobierno central. 

Las agendas no resueltas de Espinar

Luego del conflicto por el proyecto minero Antapaccay en Espinar ocurrido en mayo del 2012 se instaló una mesa de diálogo que tenía tres componentes: medio ambiente, responsabilidad social de la empresa y desarrollo productivo. Luego de año y medio de discusión se firmó un acta en donde se establecieron una serie de acuerdos que no se han cumplido del todo, pero quizá el más importante y en el que no hubo consenso fue la reformulación del convenio marco entre Espinar la empresa minera Glencore. Un aspecto en el que hubo ciertos avances fue en la generación de información en el monitoreo del agua y el suelo en el entorno minero, además de la realización de dosajes en algunas comunidades para determinar la presencia de metales pesados en el cuerpo de las personas.

Sin embargo, casi siete años después, muchos de estos acuerdos no se han implementado, entre ellas la construcción del hospital nivel II, el abastecimiento de agua potable para la ciudad y para las comunidades del entorno minero, la atención a la salud de las personas afectadas por metales pesados, el cumplimiento de los acuerdos de la empresa con las comunidades afectadas, entre otros. Hoy nuevamente las comunidades y pobladores de Espinar reclaman el cumplimiento de estos acuerdos, la respuesta del gobierno ha sido plantear una nueva mesa de diálogo para retomar el seguimiento de los compromisos firmado por el gobierno central y la empresa minera Glencore. La fecha propuesta es el próximo 29 de abril, y aunque la reunión no está confirmada,  hay cierta expectativa en la zona.

De otro lado Glencore está nuevamente en fase de expansión del proyecto minero Coroccohuayco, por tal razón tres de las comunidades directamente afectadas han presentado una demanda para la realización de una consulta previa[1], los afectados han señalado que no se puede iniciar un nuevo proyecto sin evaluar todos los impactos generados por más de 35 años de minería en la zona, y menos un proyecto que no ha sido adecuadamente informado y consultado. Estas comunidades exigen una mesa de diálogo diferenciado con el gobierno y la empresa minera,  que sus problemas tengan un tratamiento especial. El mensaje es claro: no se puede iniciar un nuevo proyecto mientras no se resuelvan las agendas pendientes con estas comunidades.  

Las demandas económicas y ambientales de Chumbivilcas

Cuando el tramo original del proyecto Las Bambas contemplaba la construcción del mineroducto, las comunidades, centros poblados y distritos de la provincia de Chumbivilcas eran consideradas zona de influencia del proyecto minero, por lo tanto, iban a acceder algunos beneficios económicos, fuera de manera directa o indirecta por parte del Estado o la empresa minera. Sin embargo, modificado el proyecto todo cambio y no hay ningún tipo de aporte sustancial.

En el año 2017 se instaló la “Mesa técnica por el desarrollo de la provincia de Chumbivilcas”, pero las promesas de inversión hechas del gobierno central por más de 2700 millones de soles no se han cumplido[2]. En relación a MMG Las Bambas desde el año 2017 no ha querido asumir ninguna responsabilidad por el uso de la vía que pasa por esta provincia, por ello la nueva gestión municipal ha planteado retomar el dialogo con la mina y la empresa ha señalado que podría asumir un aporte de 3 millones de soles al año; para las autoridades locales de Chumbivilcas esto ha sonado a burla y el diálogo está suspendido.

De otro lado en la provincia de Chumbivilcas también está el proyecto Constancia de la minera canadiense Hudbay, que se ubica entre los distritos de Chamaca, Velille y Livitaca. La empresa tiene convenios de cooperación con los tres municipios y con las comunidades afectadas. En algunos casos los convenios fueron cumplidos, pero en otros no, por ello las nuevas autoridades electas quieren actualizar los convenios con nuevos aportes y se han abierto nuevos espacios de dialogo, pero todavía no hay acuerdos. Los nuevos alcaldes distritales también exigen la presencia del gobierno central y regional para que se comprometan con el desarrollo de las comunidades y distritos afectados.

Los anuncios de movilización, pedidos de diálogo y quejas por el incumplimiento de acuerdos nos ubica en zona de alta tensión y de conflicto latente. La situación se veía venir, no solo por el caso de Las Bambas, sino porque hay una concentración de proyectos mineros en la zona, y por la existencia del corredor vial minero de más de 500 KM. El gobierno no le ha prestado la debida atención a estos reclamos, por el contrario los ha subestimado limitando a declaraciones de estado de emergencia. Pero lo real es que no hay una política de atención y resolución de conflictos, solo intentos de apagar el incendio, pero no una verdadera política de Estado. Por lo pronto Espinar y Chumbivilcas se encuentran expectantes de lo que puedan plantear el gobierno y las empresas mineras, y al paso que vamos es casi seguro que tendremos conflictos para rato en el corredor minero del sur.

 

------------

[1]  http://cooperaccion.org.pe/espinar-comunidades-afectadas-por-el-nuevo-proyecto-de-glencore-antapacay-expansion-coroccohuayco-presentan-demanda-de-consulta-previa/

[2]  https://www.pulsoregional.pe/2017/03/20/mesa-tecnica-de-chumbivilcas-logro-aprobar-una-inversion-de-2-700-millones/