Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Tarata: sentencia justa

A tres semanas de conmemorarse los 15 años de la entrega del informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, el Poder Judicial finalmente ha emitido la sentencia condenatoria contra la dirección de Sendero Luminoso encabezada por Abimael Guzmán, por el atentado terrorista cometido en la calle Tarata el año 1992. Como se recuerda, este fue uno de los hechos más graves ocurridos en la capital y convirtió al distrito de Miraflores en parte del campo de batalla que constituyó Sendero Luminoso en diferentes partes del país.

Si bien hay que reconocer que en este caso las autoridades judiciales han concluido con su trabajo, no es menos cierto que han tenido que pasar más de 25 años para que los jueces fijen la sanción penal que corresponde a los principales responsables del acto terrorista y de alguna manera atiendan los pedidos de las víctimas. Lamentablemente esta excesiva e injustificada dilación se ha convertido en la norma existiendo centenas de otros procesos en trámite que involucran a integrantes de los grupos subversivos y de las fuerzas armadas y policiales que no han recibido una sanción hasta el momento y por el contrario gozan de un estatus de impunidad que es toda una afrenta a las víctimas y sus familiares.

El mejor ejemplo de ello es la situación de Alberto Fujimori, favorecido por un indulto ilegal otorgado por Pedro Pablo Kuzcynski como parte de una vergonzosa negociación política. Así, Fujimori no sólo ha recuperado la libertad sin haber cumplido su condena sino que hasta el momento se beneficia de una política de hechos consumados que sólo podrá cambiar si el Poder Judicial se compromete con una política de transparencia e integridad y simultáneamente el Presidente Martín Vizcarra deslinda con claridad de la decisión adoptada por Kuzcynski.

En Noticias SER saludamos la sentencia del caso Tarata y ratificamos nuestro rechazo absoluto a la insanía terrorista. Con la misma firmeza exigimos que la justicia llegue a todas las víctimas del conflicto armado interno y que los cuerpos de los miles de desaparecidos y desaparecidas sean identificados y restituidos a sus familiares.