Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

La comisión del feminicida

Los recientes hechos de violencia contra la mujer denunciados públicamente, son motivo de alarma ya que se constata que las autoridades y las instituciones parecen no estar a la altura de la demanda ciudadana expresada en las movilizaciones #NiUnaMenos de hace apenas un año. Por el contrario, pareciera que los sectores más conservadores y autoritarios de nuestra sociedad y su prédica de que el problema de la violencia de género se reduce a “asuntos privados”, ha ido recuperando terreno.

Las campañas en las que convergen las iglesias evangélicas, la iglesia católica, medios de comunicación y diferentes sectores políticos- “ConMisHijosNoTeMetas” y las “Marchas por la Vida”- tienen su correlato en las maniobras legislativas contra lo que han denominado “Ideología de género”. Se trata de un ataque sistemático y permanente a la inclusión del enfoque de género en las políticas públicas, defendiendo un modelo de sociedad patriarcal en el que la mujer tiene por único destino la gestación y crianza de los niños mientras la familia no tiene otro fin que la reproducción de la especie.

En este delirio conservador y autoritario, la mujer debe obediencia y sometimiento al varón en todos los campos, sin importar su dignidad ni su integridad física y psicológica y cualquier resistencia a dicha condición es sancionada con la brutal violencia que vemos todos los días en la calle y los medios de comunicación. Para esta forma de ver el mundo, la violencia en una relación de pareja siempre será responsabilidad de la mujer, aunque ella sea la víctima. En resumen, se trata de una renovada versión del relato bíblico del pecado original, según el cual la mujer que tienta al inocente varón es el origen y causa de todos los males.

Y aunque parezca increíble esta es la visión de la congresista que ejerce el cargo de la presidencia de la Comisión de la Mujer, la fujimorista Maritza García, quien en una reciente sesión de dicho grupo de trabajo afirmó que “muchas veces puede haber un agresor que es absolutamente sano y, de repente en un momento, la mujer lo saca de contexto diciéndole ‘me voy o te estoy traicionando’. Esas palabras, esas frases, nunca deben ser usadas por una mujer porque podrían, sin querer queriendo, motivar o exacerbar los ánimos de una persona normal”.

(https://www.youtube.com/watch?v=_buJv2G-vsg)

En Noticias SER rechazamos tajantemente las palabras de la congresista García. Es inaudito que la presidenta de la comisión de la mujer del Congreso de la República señale a las mujeres como causantes del feminicidio. Su discurso justifica y valida el asesinato y la brutal violencia que muchos hombres ejercen contra las mujeres –sean sus parejas o no-. A la vez hacemos un llamado a la ministra de la Mujer para que deslinde con claridad ante esta posición en nombre de las miles de mujeres peruanas que han sufrido –y sufren- la injustificada violencia machista. Si bien no esperamos nada de la mayoría fujimorista, sí invocamos a los congresistas de otras bancadas a que expresen su rechazo a tales declaraciones.