Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Keiko Fujimori: punto de quiebre

Foto: Diario Gestión

Los acontecimientos políticos en nuestro país se suceden a una velocidad tal que en no pocas ocasiones, en Noticias SER nos hemos visto obligados a modificar nuestros editoriales semanales, momentos antes de su publicación. Este miércoles no ha sido la excepción, tras la orden de detención dictada en contra de Keiko Fujimori como parte del proceso de investigación que se sigue al partido político Fuerza 2011, ahora llamado Fuerza Popular.

Sin duda alguna, el mandato judicial hecho público el día de hoy constituye un hito relevante en el trabajo que realizan un sector del Ministerio Público y del Poder Judicial para indagar las condiciones y circunstancias en las que la empresa brasileña Odebrecht otorgó financiamiento a distintas agrupaciones políticas que participaron en procesos electorales en nuestro país, entre las cuales resalta el caso del grupo liderado por la hija de Alberto Fujimori.

Si la revocatoria del indulto otorgado a Alberto Fujimori y los resultados de las elecciones regionales y municipales realizadas el día domingo 7 de octubre constituían de por sí una amplia derrota de Fuerza Popular, la detención preliminar de su lideresa, Keiko Fujimori, conduce a este grupo a una crisis mucho mayor y tal vez estemos asistiendo a la etapa final de su trayectoria como organización política. De ser así, el legado político que eventualmente pudiera dejar el keikismo, no se diferencia mucho del de su padre, ya que ambos comparten el autoritarismo, la arbitrariedad y la misma falta de respeto por la ley.

En Noticias SER saludamos la detención preliminar de Keiko Fujimori, pero queremos advertir que mal haríamos en bajar la guardia, porque la corrupción y la búsqueda de impunidad no se agotan con el entorno de la lideresa de Fuerza Popular. Si alguna lección podemos sacar de los años transcurridos desde la caída de Alberto Fujimori es que alcanzar el poder político siempre será un objetivo de quienes buscan utilizar la ley en su propio beneficio.