Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Piura: Dirigente algodonero César Zapata dejó de existir víctima del covid-19

Foto: Diario La República

Ricardo Parra

Este lunes 20 de julio, el covid-19 se cobró la vida de un importante dirigente del agro piurano, César Zapata Alzamora, quien, desde hace aproximadamente 10 días, venía batallando por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Regional Cayetano Heredia de Piura.

La noticia de su deceso ha causado un hondo pesar entre los agricultores de Piura y dirigentes allegados tanto a nivel regional, como nacional, con quienes compartió ideales y logros importantes en beneficio de la producción del algodón Pima peruano, así como también la lucha por la equidad de políticas económicas en favor de los campesinos emprendedores.

César Zapata Alzamora, quien desde muy joven se dedicó a la agricultura, se inició como dirigente en la Cooperativa Comunal de Producción Abraham Negri Ulloa, donde tuvo una importante gestión con un liderazgo que más tarde lo llevaría a ser presidente de la Comunidad Campesina San Juan Bautista de Catacaos, en dos ocasiones.

En sus últimos años se desempeñó como Gerente General de la Cooperativa Agraria de Servicios Múltiples, Tallán – Chusis (COSTACH), y  como presidente de la Asociación Departamental de Algodoneros de Piura, desde la cual mostró mucha preocupación por la situación que el sector agrario viene atravesando, producto de la pandemia. En mayo de este año, declaró al diario La República que, de las 350 mil familias agrarias de la región Piura, sólo unas 68 mil se beneficiarían, con el bono agrario de 760 soles, dispuesto por el Gobierno. 

Manuel Lazo Zapata, ex Presidente de la de la Comunidad Campesina San Juan Bautista de Catacaos (1995 – 1997), nos refiere que su amistad con César Zapata Alzamora, venía de la década del 70. Nos detalla que por aquellas épocas se sembraban un aproximado de 50 mil hectáreas de algodón Pima peruano, pero que eso fue menguando con el transcurrir de los años, debido a la falta de crédito para el sector agrario piurano y también por el monopolio que se ejercía sobre el mismo. “Uno de los grandes objetivos que ha tenido César, ha sido el de rescatar la producción del algodón Pima y lograr que éste se exporte como se viene haciendo hasta la fecha”, subraya.

El sacerdote Jesuita, Juan Hernández, que en 1974 era integrante del Equipo de Formación de Dirigentes para la Gestión de las Cooperativas, que dirigía el Centro de Investigación y Promoción del campesinado (CIPCA) en Piura, recuerda a César Zapata Alzamora, como un hombre con gran capacidad para trabajar y gestionar con los campesinos y resalta que “tenía una constancia y fidelidad para lograr culminar los objetivos que se proponía, sin dejarlos por la mitad”.

La antropóloga e investigadora del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), María Luisa Burneo, en declaración para Noticias SER, nos dice que Zapata era un “siempre vital, de carácter fuerte y recio. Como líder comunal vinculado a la izquierda, fue perseguido a inicios de los noventa por el fujimorismo. Uno de mis recuerdos de César es la marcha de 1999 por el bajo precio del algodón, en plena dictadura, en que cientos de comuneros y comuneras salieron en camiones hacia Piura, con él y la directiva al frente”, además agrega que “en las entrevistas que le hice, César siempre tuvo el recuerdo de la lucha comunera presente. Le agradeceré siempre su disposición para contarme, y discutir durante largas horas, sobre la historia agraria cataquense”.

De otro lado, Carlos Paredes, Coordinador Nacional Sierra Productiva Yachachiq y Asesor de la CCP, señaló que "En medio del Estado de Emergencia contra la pandemia, César Zapata, como líder algodonero de COSTASH, asumió un rol protagónico en Conveagro elaborando la propuesta básica que se denominó “Fondo de salvataje y reactivación de la pequeña agricultura", por ello plantea que "en memoria y en homenaje al gran César Zapata Alzamora, la CCP, Conveagro y las organizaciones campesinas y de productores del Perú debemos llevar a que se aplique de manera auténtica la última creación protagonizada por César".

El recuerdo de César Zapata Alzamora al igual que el de Marcial Quintana, Santiago Manuin, Benjamín Rodríguez y otros importantes líderes campesinos e indígenas que han perdido la vida con la llegada del covid-19, debe mantenerse vivo, y su ejemplo debe inspirar a las nuevas generaciones en la lucha por los derechos de nuestro agro siempre postergado.