Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

El negocio del tomate orgánico durante la pandemia

Foto ©Royner Bueno | Noticias SER

Royner Bueno Burga. Productor de tomate orgánico y cibercorresponsal de Cajamarca

Antes de la pandemia, el transporte de los tomates que producíamos en la huerta de Bambamarca, provincia de Hualgayoc, era sencillo porque solo bastaba con tomar la movilidad y llegar al destino. Sin embargo, cuando inició la cuarentena el pase se restringió, no había accesos y para el transporte había que realizar una serie de papeleos engorrosos para nosotros por los requisitos y tiempo que tomaban las autoridades en atenderlos. No era solo el pase que obteníamos de la web, sino también un pase que debíamos solicitar a la municipalidad y a la comisaria.

Tampoco hemos podido viajar a Cajamarca para vender el producto y tuvimos que bajar el precio del tomate para vender únicamente en Bambamarca. El kilo costaba antes tres soles con cincuenta céntimos y durante la pandemia se vendió a dos soles. No obstante, la gente no salía mucho de sus casas y por lo tanto, no había demanda.

Previo al inicio de la cuarentena y como ya se ha establecido en el tiempo, los domingos era el día de mercado en Bambamarca que motivaba la asistencia masiva de consumidores de diferentes lugares. Durante el confinamiento, se empezó a organizar durante los sábados y lunes, es decir, dos días a la semana. El mercado de los domingos permitía una venta en gran cantidad y se terminaba de vender el producto en ese mismo día. En plena pandemia, las ventas de los dos días (sábado y lunes) ha permitido en algunas ocasiones generar el mismo margen de venta y ganancia que cuando vendíamos solo los domingos.

De otro lado, las semillas que se utilizan en la producción, las solicitamos para que nos envíen desde Cuenca, Ecuador. Sin embargo, desde el inicio de la cuarentena no nos han podido enviar las semillas. En nuestro caso y para suerte, habíamos sembrado un mes antes realizándose la cosecha en el mes de mayo logrando 10 mil kilos de tomate orgánico. Cabe indicar que cada planta produce aproximadamente 5 kilos de tomate.

El tomate es una planta muy delicada. Para lograr un producto orgánico se necesita muchos cuidados, por ejemplo, regamos nuestras plantas con productos naturales como ajo, rocoto y también azufre y, del mismo modo, combatimos las plagas exclusivamente con productos naturales. Invertimos de 8 a 10 horas diarias en el invernadero, pero a la actualidad, el comercio del tomate orgánico está peligrando porque el público no sale a abastecerse de manera normal.