Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Oscar Castilla: Posiblemente varios alcaldes electos ya están en el objetivo de la policía.

Las elecciones regionales y municipales que se desarrollaron el pasado 7 de octubre han dejado una serie de resultados que preocupan, porque en muchos distritos y provincias del país han resultado electos personajes que tienen serias evidencias de pertenecer a redes de corrupción, narcotráfico, crimen organizado y lavado de activos, que pone en riesgo la estabilidad en estas jurisdicciones territoriales. Para ampliar en análisis, Noticias SER conversó con Oscar Castilla, Director de Ojo Público.

 

Conocidos los resultados electorales ¿se puede afirmar que actores vinculados a las economías ilegales, lavado de dinero o narcotráfico han vuelto a infiltrarse en los cargos de alcaldes y gobernadores regionales?

Sí. Como ha ocurrido en los últimos años, varias autoridades distritales, provinciales y regionales han sido personas vinculadas a economías ilegales que se infiltran en la política y captan al estamento público para utilizar sus recursos, para defenderse de investigaciones en curso sobre temas ilícitos o para disponer del presupuesto público para sus actividades ilícitas. La policía ha desarticulado varias organizaciones en alcaldías distritales como el caso de la Victoria en Lima, pero también existen algunos casos menos notorios para la opinión pública de alcaldes de zonas cocaleras que han sido detenidos por narcotráfico o vinculados al lavado de activos.

¿Cuál es la explicación para que personajes logren acceder a cargos de alcaldes o gobernadores?
Estamos viendo que en cada distrito o región tenemos muchos candidatos, lo que dificulta a la prensa y a las autoridades hacer una revisión de sus antecedentes y ello les permite “colarse”. Son personajes que realizan campañas clientelistas y si bien se pensó que la no reelección iba a impedir su participación electoral, vemos que tratan de retener el poder postulando a sus sobrinos, hermanos, tíos o simplemente van a dejar pasar un periodo para luego volver.

¿Qué riesgos corren los municipios o regiones donde han ganado personas con altas sospechas de vinculación con estas economías ilegales?

Es un riesgo grande. Se ha detectado como un patrón que para llegar al poder y captar los recursos públicos, estas personas se asocian con entidades populares como los clubes de fútbol para captar posibles electores. Asimismo, la mayoría intenta sacarle la vuelta a la ley que prohíbe la reelección a través de sus familiares, como ha ocurrido en Cajamarca, Arequipa, Huancavelica, Apurímac y Huánuco.
 

Llama la atención que la población vote por personas que tiene evidentes vinculaciones con redes de economías ilegales como el caso del distrito de José Crespo (Huánuco) donde ganó Silvia Cloud Tapia, pareja del sindicado cabecilla del narcotráfico, Gualberto Estrada ‘Gabino’ y además fue investigada por lavado de dinero ¿a qué se debe este “éxito electoral”?

Efectivamente, hay casos evidentes como el de Cloud Tapia cuyos antecedentes son conocidos o la familia Gavilán en la zona de Tayacaja (Huancavelica). Además tenemos a virtuales autoridades vinculadas a la minería ilegal, incluso con sentencia, en Madre de Dios y otros vinculados a insumos químicos ilegales en Puno. Usualmente recurren a técnicas populistas como las que usó Acuña en su momento o el partido de Fujimori para vencer la resistencia de la población y atraerla a través de prebendas o regalos, pese a que está prohibido por la ley electoral.

En lo que se refiere al Valle del Río Apurímac y Ene (VRAE), ¿Cuál es el dato más resaltante de las autoridades electas y sus posibles vinculaciones con el narcotráfico?

Ahí hemos encontrado algo interesante. La mayoría de los personajes que postularon a cargos de representación política distritales en Pichari, Ayna-San Francisco, Llochegua y otros, no declaran grandes ingresos y en teoría son candidatos pobres; sin embargo sus campañas son multitudinarias y se movilizan en camionetas de lujo, lo que es una contradicción. O hay alguien tras ellos que financia su campaña o simplemente son personas que tienen recursos que no pueden justificar y por tanto que no las declaran al ente electoral. Los periodistas tenemos un límite para investigar porque no podemos acceder a mayor información por la reserva tributaria y el secreto bancario.

¿Qué información se tiene de Tayacaja (Huancavelica) donde un clan familiar ha logrado hacerse del municipio provincial y los distritos a pesar de tener presuntas vinculaciones con redes ilegales?

Desde hace 10 años se viene escuchando de la familia Común Gavilán. En ese entonces esta zona de Tayacaja no sólo era corredor de la droga, sino de los rezagos de sendero del camarada “José”, había muertes y detenciones y el acceso era muy difícil. En algún momento esta familia comenzó su carrera política y ahora tres de sus integrantes son autoridades. Es bastante sorprendente cómo han logrado esta hegemonía y cómo a través de prebendas y regalos logran captar el voto de una población que no pasa de los 2 mil habitantes.

La Libertad, Lambayeque y Piura, fueron calificadas como zonas de alto riesgo por la penetración del crimen organizado en los municipios ¿Se confirma esta tendencia luego de las elecciones?

En el norte la situación es bastante compleja, sobre todo por lo de la criminalidad organizada urbana. Vemos muchas veces que este tipo de actores utilizan brazos jurídicos y políticos para llegar al poder y desde allí protegerse y establecer relaciones con las autoridades de la policía y la fiscalía.

¿Cuál es el panorama para los siguientes meses en Lima, donde últimamente se han detenido a varias autoridades?

Hemos encontrado un par de casos que podrían tener algún tipo de riesgo o vinculación. Quizá en el mediano plazo se conviertan en objetivos firmes de la policía y la fiscalía por lo que preferiría dar mayores detalles. Sí creo que es importante tener claro el patrón de los últimos 3 años, en que la División de Investigación de Alta Complejidad ha comenzado a detener a muchos alcaldes distritales a partir de acciones de investigación que cuentan con colaboradores eficaces, interceptación telefónica y reglaje. Sé que varias de las autoridades electas han sido regladas y posiblemente en estos momentos varios alcaldes electos ya están en el objetivo de la policía.