Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

No pueden impedirnos contar la historia que hemos vivido

En las últimas semanas, políticos fujimoristas y militares retirados han buscado desprestigiar al Lugar de la Memoria (LUM), acusando a este espacio de “apología al terrorismo”. Denuncias basadas en las imágenes difundidas por el Congresista Edwin Donayre, que muestran información sesgada y falsa sobre el LUM. Al respecto Noticias SER conversó con Lidia Flores de Huamán, ex presidenta de la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos del Perú (ANFASEP), quien desaprobó las posiciones que van en contra de los espacios de memoria.

 

¿Qué opina sobre las acusaciones que hizo el ex general Edwin Donayre al Lugar de la Memoria sobre cierta apología al terrorismo que realizaría este espacio?

En representación de ANFASEP, debo decir que es lamentable la forma como ha procedido el señor Edwin Donayre, que como ayacuchano se ha referido a este espacio de esa forma. Sabemos que él conoce todo lo que ha pasado en los tiempos de violencia, la forma como el pueblo de Ayacucho ha sufrido y con esa forma de proceder ofende a las víctimas, quienes hemos sufrido por la presencia de este conflicto, con el surgimiento del terrorismo, porque nos ha arruinado como región y como país. La población ha estado en medio de dos fuegos: de los terroristas y de los militares. No sabíamos nada de leyes, ni cómo defendernos de la violación a los derechos humanos.

¿Cuál sería la intención de estas acusaciones a espacios como el Lugar de la Memoria o el Museo de ANFASEP de hacer apología al terrorismo?

Lamentamos ese tipo de acusaciones y seguro debe tener algún tipo de intención, pero que no tiene fundamento; porque así como el museo de ANFASEP, el Lugar de la Memoria no está exponiendo cosas sobre apología al terrorismo, sino muestra los hechos tal cual han sucedido en los tiempos de violencia, los años que hemos sufrido, donde hemos perdido a nuestros esposos, padres, madres, hijos e hijas, que hasta ahora no sabemos dónde están. Y también exponen los hechos que ha cometido el terrorismo y las torturas, desapariciones que han hecho los malos elementos de las Fuerzas Armadas y la Policía. También como los terroristas han matado a los militares. Muchas de nuestras socias de ANFASEP ya estamos avanzadas en edad y queremos dejar este museo para que nuestros nietos y para que los que vendrán después, conozcan lo que hemos vivido para evitar que se vuelvan a repetir estas historias de muerte de personas inocentes.

El congresista Carlos Tubino ha pedido que en la visita que realice  la Comisión Bicentenario del Congreso a Ayacucho, el próximo 28 de mayo, concurra al museo de la Memoria de ANFASEP porque se estaría haciendo apología al terrorismo ¿qué opina al respecto?

Está bien, nosotros queremos que visiten a ANFASEP y al museo de la memoria “Para que no se repita”, para que vean que es lo que se está exponiendo en este espacio, que se enteren lo que hemos pasado. En esta posible visita que hagan también podremos hablar y dialogar y, si me preguntan sobre los casos, yo les puedo decir lo que me ha pasado. Cada una de nosotras tenemos mucho que contar sobre lo que nos ha pasado, cada una tenemos una historia. Y también cada pueblo, cada distrito en el que hemos vivido esta violencia. Ojalá que vengan, queremos conversar con los congresistas. Queremos que las autoridades y congresistas nos visiten y que vean la verdad.

¿Algún congresista ex militar que ahora acusa al museo de ANFASEP de hacer apología al terrorismo ha visitado este espacio?

Creo que no. Mucha gente viene al museo de ANFASEP, como también personalidades de otros países y miran lo que es la verdad, no es otra cosa. No sé qué cosa piensan por eso han hablado que en Ayacucho el museo hace apología al terrorismo, por eso deberían visitarnos y no juzgar, porque alguien les ha dado información que no es cierta. Por eso Donayre no puede marginar a este tipo de espacios, porque nosotros buscamos que todos conozcan lo que ha sucedido, para que nunca vuelva a pasar las cosas que han sucedido. Nosotros mostramos  lo que hemos vivido, hay muchos sobrevivientes de torturas y detenciones en bases militares que han contado su historia y eso es lo que muestra el museo de ANFASEP. No pueden ir en contra de la historia que hemos vivido, que es lo que refleja este museo. No pueden impedirnos contar la historia que hemos vivido.

¿Considera que hay voluntad del Presidente Martín Vizcarra de atender a los afectados por la violencia, porque sabemos que las organizaciones de afectados se han reunido con el Ministerio de Justicia?

Creo que no, porque el señor Vizcarra aún no ha recibido a los afectados, solamente hemos podido conversar con el Presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva y con el Ministro de Justicia. Pero en campaña electoral, Vizcarra visitó a ANFASEP y prometió apoyarnos. Pero ahora, así como nosotros lo recibimos en nuestro local, debería también recibirnos y escuchar nuestras necesidades y cumplir lo que comprometió en campaña electoral. Ahora queremos dialogar y vamos a solicitar nuevamente una cita con el presidente.

¿Cuál es su percepción con respecto a la implementación de la ley de búsqueda de desaparecidos?

Algunos familiares aún no hemos encontrado los cuerpos de nuestros desaparecidos, por ello, hemos estado contentos con la aprobación de la Ley de búsqueda de desaparecidos. Ahora sabemos que hay trabajadores, pero no sabemos cómo se está avanzado. La ley ha salido, pero no hay información. Pero a pesar de eso, no perdemos la esperanza de que podamos encontrar a nuestros familiares desaparecidos.

¿Los gobiernos locales y el regional están apoyando a las víctimas de la violencia en las reparaciones?

En estos últimos años, casi nada, peor aún cuando hablamos de búsqueda de justicia, porque hay juicios que no terminan, otros que ya tienen sentencia, pero los culpables se están fugando. Hasta el momento no se construye el Santuario de la Memoria en la Hoyada, tampoco le dan plata a los proyectos de salud mental en Ayacucho. Nosotras estamos marginadas, pero mientras estemos vivas vamos a seguir luchando.